domingo, 1 de diciembre de 2013

SEMANA DEL 2 DE DICIEMBRE 2013

Cántico 123
Nuestros pastores son un regalo de Dios
Estudio Bíblico de Congregación 
(jl lecciones 14 a 16) (30 minutos)
Textos lección 14
(Isaías 6:8) Y empecé a oír la voz de Jehová que decía: “¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros?”. Y yo procedí a decir: “¡Aquí estoy yo! Envíame a mí”.
(Juan 7:29) Yo lo conozco, porque soy representante de parte de él, y Aquel me ha enviado”.
(Lucas 4:43) Pero él les dijo: “También a otras ciudades tengo que declarar las buenas nuevas del reino de Dios, porque para esto fui enviado”.
(Proverbios 3:5, 6) Confía en Jehová con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propio entendimiento. 6 En todos tus caminos tómalo en cuenta, y él mismo hará derechas tus sendas.
(Hechos 1:8) pero recibirán poder cuando el espíritu santo llegue sobre ustedes, y serán testigos de mí tanto en Jerusalén como en toda Judea, y en Samaria, y hasta la parte más distante de la tierra”.
Textos lección 15
(Hechos 20:28) Presten atención a sí mismos y a todo el rebaño, entre el cual el espíritu santo los ha nombrado superintendentes, para pastorear la congregación de Dios, que él compró con la sangre del [Hijo] suyo.
(1 Pedro 5:1-3) Por lo tanto, a los [que son] ancianos entre ustedes doy esta exhortación, porque yo también soy anciano con [ellos] y testigo de los sufrimientos del Cristo, hasta partícipe de la gloria que ha de ser revelada: 2 Pastoreen el rebaño de Dios bajo su custodia, no como obligados, sino de buena gana; tampoco por amor a ganancia falta de honradez, sino con empeño; 3 tampoco como enseñoreándose de los que son la herencia de Dios, sino haciéndose ejemplos del rebaño.
(2 Corintios 1:24) No que seamos nosotros amos sobre la fe de ustedes, sino que somos colaboradores para su gozo, porque es por [su] fe que están firmes.
(Proverbios 27:23) Debes conocer positivamente la apariencia de tu rebaño. Fija tu corazón en tus hatos;
(Hechos 15:32) Y Judas y Silas, puesto que ellos mismos también eran profetas, animaron a los hermanos con muchos discursos, y los fortalecieron.
(Santiago 5:14, 15) ¿Hay alguno enfermo entre ustedes? Que llame a [sí] a los ancianos de la congregación, y que ellos oren sobre él, untándo[lo] con aceite en el nombre de Jehová. 15 Y la oración de fe sanará al indispuesto, y Jehová lo levantará. También, si hubiera cometido pecados, se le perdonará.
(1 Tesalonicenses 5:12, 13) Ahora les solicitamos, hermanos, que respeten a los que trabajan duro entre ustedes y los presiden en [el] Señor y los amonestan; 13 y que les den consideración más que extraordinaria en amor por causa de su trabajo. Sean pacíficos unos con otros.
(1 Timoteo 3:1-10) Esa declaración es fiel. Si algún hombre está procurando alcanzar un puesto de superintendente, desea una obra excelente. 2 El superintendente, por lo tanto, debe ser irreprensible, esposo de una sola mujer, moderado en los hábitos, de juicio sano, ordenado, hospitalario, capacitado para enseñar, 3 no un borracho pendenciero, no un golpeador, sino razonable, no belicoso, no amador del dinero, 4 hombre que presida su propia casa excelentemente, que tenga hijos en sujeción con toda seriedad 5 (si de veras no sabe algún hombre presidir su propia casa, ¿cómo cuidará de la congregación de Dios?); 6 no un hombre recién convertido, por temor de que se hinche [de orgullo] y caiga en el juicio pronunciado contra el Diablo. 7 Además, debe también tener excelente testimonio de los de afuera, para que no caiga en vituperio y en un lazo del Diablo. 8 Los siervos ministeriales, igualmente, deben ser serios, no de lengua doble, no dados a mucho vino, no ávidos de ganancia falta de honradez, 9 manteniendo el secreto sagrado de la fe con una conciencia limpia. 10 También, que primero se pruebe a estos en cuanto a aptitud; entonces que sirvan como ministros, al estar libres de acusación.
(1 Timoteo 3:12) Que los siervos ministeriales sean esposos de una sola mujer, y presidan de manera excelente a [sus] hijos y sus propias casas.
(Tito 1:5-9) Por esta razón te dejé en Creta, para que corrigieras las cosas defectuosas e hicieras nombramientos de ancianos en ciudad tras ciudad, como te di órdenes; 6 si hay algún hombre libre de acusación, esposo de una sola mujer, que tenga hijos creyentes no acusados de disolución, ni ingobernables. 7 Porque el superintendente tiene que estar libre de acusación como mayordomo de Dios, no [ser] voluntarioso, ni propenso a la ira, ni borracho pendenciero, ni golpeador, ni ávido de ganancia falta de honradez, 8 sino hospitalario, amador del bien, de juicio sano, justo, leal, que ejerza autodominio, 9 que se adhiera firmemente a la fiel palabra en lo que toca a su [arte de] enseñar, para que pueda exhortar por la enseñanza que es saludable y también censurar a los que contradicen.
Textos lección 16
(Filipenses 1:1) Pablo y Timoteo, esclavos de Cristo Jesús, a todos los santos en unión con Cristo Jesús que están en Filipos, juntamente con los superintendentes y siervos ministeriales:
(1 Timoteo 3:13) Porque los hombres que sirven excelentemente están adquiriendo para sí mismos una excelente posición y gran franqueza de expresión en la fe con relación a Cristo Jesús.
(Efesios 4:16) De él todo el cuerpo, por estar unido armoniosamente y hacérsele cooperar mediante toda coyuntura que da lo que se necesita, conforme al funcionamiento de cada miembro respectivo en la medida debida, contribuye al crecimiento del cuerpo para la edificación de sí mismo en amor.
=================================
Escuela del Ministerio Teocrático
Lectura de la Biblia: 1 Pedro 1a 2 Pedro 3 | Puntos sobresalientes (10 min.)
*** w08 15/11 págs. 21-22 Puntos sobresalientes de las cartas de Santiago y Pedro ***
3:20-22. ¿Qué papel desempeña el bautismo en nuestra salvación? Aunque el bautismo es indispensable para la salvación, lo que en realidad nos salva es “la resurrección de Jesucristo”. Por lo tanto, los que se bauticen deben tener fe en que la salvación solo es posible porque el Hijo de Dios entregó su vida como sacrificio y fue resucitado. También deben creer que “está a la diestra de Dios” y que tiene autoridad sobre vivos y muertos. El bautismo motivado por esta clase de fe fue prefigurado por el hecho de que ocho personas “fueron llevadas a salvo a través del agua”.
4:6. ¿Quiénes eran “los muertos” a los que se les declararon las buenas nuevas? Eran los que antes de escuchar las buenas nuevas “estaban muertos en sus ofensas y pecados”, es decir, muertos espiritualmente (Efe. 2:1). Cuando aceptaron las buenas nuevas, empezaron a vivir en sentido espiritual.
1:7. Para que nuestra fe sea de calidad, hay que ponerla a prueba. Esa clase de fe es la que conserva “viva el alma” (Heb. 10:39). Nunca retrocedamos ante las pruebas de fe.
1:10-12. Los ángeles deseaban entender las profundas verdades espirituales sobre la congregación cristiana ungida, acerca de las cuales habían escrito los profetas de la antigüedad. Sin embargo, estas verdades no se comprendieron hasta que Jehová formó la congregación cristiana (Efe. 3:10). Sigamos el ejemplo de los ángeles e investiguemos “las cosas profundas de Dios” (1 Cor. 2:10).
2:21. Al igual que Jesús, nuestro Modelo, debemos estar dispuestos a sufrir hasta la muerte a fin de apoyar la soberanía de Jehová.
5:6, 7. Si le expresamos a Jehová nuestras inquietudes, él nos ayudará a dar prioridad a la adoración verdadera y a no preocuparnos demasiado por el futuro (Mat. 6:33, 34).
 (2 Ped. 1:1–3:18)
1:16-19. ¿Quién es “el lucero”? ¿Cuándo se levanta? ¿Cómo sabemos que esto ya ha ocurrido? “El lucero” es Jesucristo después de ser coronado rey (Rev. 22:16). En 1914, Jesús se “levantó” ante toda la creación como Rey Mesiánico, anunciando el amanecer de un nuevo día. La transfiguración que presenció Pedro fue una vista por anticipado de la gloria y el poder real de Jesús y puso de relieve lo confiable que es la palabra profética de Dios (Mar. 9:1-3). Si prestamos atención a esta palabra, se iluminarán nuestros corazones y sabremos que el Lucero se ha levantado.
2:4. ¿Qué es el “Tártaro”? ¿Cuándo fueron arrojados en él los ángeles rebeldes? El Tártaro es una condición restringida en la que se pone a algunas criaturas espirituales, no a los seres humanos. Es un estado mental de densa oscuridad espiritual con respecto al magnífico propósito de Dios. Quienes están en ese estado no tienen ninguna esperanza para el futuro. Dios arrojó al Tártaro a los ángeles desobedientes del tiempo de Noé, y estos permanecerán en esa condición degradada hasta el día en que sean destruidos.
3:17. ¿Qué conocimiento tenían de antemano los cristianos? Aquí Pedro se estaba refiriendo a la presciencia, es decir, al conocimiento de los sucesos futuros que habían recibido por inspiración él y otros escritores bíblicos. Claro, aquel conocimiento no era absoluto, de modo que los primeros cristianos no conocían todos los detalles del futuro. Pero sí tenían una idea general de lo que podían esperar.
1:2, 5-7. Si nos esforzamos por cultivar fe, aguante y devoción piadosa, no solo tendremos más “conocimiento exacto de Dios y de Jesús”, sino que no nos haremos “inactivos o infructíferos” (2 Ped. 1:8).
1:12-15. Para estar “firmemente establecidos en la verdad”, necesitamos que se nos recuerden constantemente los principios bíblicos. Por eso son tan provechosos el estudio, la lectura de la Biblia y las reuniones.
2:2. Debemos tener cuidado para que nuestra conducta nunca manche el nombre de Jehová y de su organización (Rom. 2:24).
2:4-9. Por lo que ha hecho en el pasado, podemos estar seguros de que “Jehová sabe librar de la prueba a personas de devoción piadosa, pero reservar a personas injustas para el día del juicio para que sean cortadas de la existencia”.
2:10-13. Aunque “los gloriosos” (los superintendentes cristianos) tienen defectos y se equivocan, no debemos hablar mal de ellos (Heb. 13:7, 17).
3:2-4, 12. Si prestamos atención a “los dichos hablados previamente por los santos profetas” y al “mandamiento del Señor y Salvador”, no olvidaremos lo cerca que está el día de Jehová.
3:11-14. Quienes estamos “esperando y teniendo muy presente la presencia del día de Jehová” debemos 1) tener una conducta santa y mantenernos puros en sentido físico, mental, moral y espiritual; 2) abundar en obras que reflejen “devoción piadosa”, como predicar el Reino y hacer discípulos; 3) luchar para estar “inmaculados”, es decir, para que el mundo no manche nuestra conducta y personalidad; 4) asegurarnos de que nuestras intenciones siempre sean nobles y así vivir “sin tacha”, y 5) estar “en paz” con Dios, con nuestros hermanos y con las demás personas.
w01 15/3 pág. 17 párr. 14 Pongamos la mente en el espíritu y vivamos 
14 Los siervos de Jehová maduros aplican en su vida este consejo de Pablo: “No apaguen el fuego del espíritu” (1 Tesalonicenses 5:19). El espíritu de Dios es “el espíritu de la santidad”, de modo que es limpio, puro y sagrado (Romanos 1:4). Por consiguiente, cuando actúa en nosotros, nos impulsa a ser santos, o limpios. Contribuye a que mantengamos un estilo de vida limpio que gire en torno a la obediencia a Dios (1 Pedro 1:2). Toda práctica inmunda constituye una falta de respeto a ese espíritu, y sus consecuencias pueden ser desastrosas. ¿Por qué razón? 
w05 1/6 pág. 10 párr. 4 Jehová salvaguarda a los que confían en él 
4 No cabe duda de que Jehová tiene ahora el mismo deseo de guardar a sus siervos y el mismo poder para hacerlo que en los días de David y de Jesús (Santiago 1:17). Los hermanos ungidos de Jesús que aún quedan en la Tierra, un grupo relativamente pequeño, pueden confiar en la siguiente promesa de Jehová: “Una herencia incorruptible e incontaminada e inmarcesible [...] [está] reservada en los cielos para ustedes, que están resguardados por el poder de Dios mediante la fe para una salvación que está lista para ser revelada en el último período” (1 Pedro 1:4, 5). Asimismo las “otras ovejas”, que tienen la esperanza terrenal, pueden fiarse de Dios y de su promesa hecha mediante el salmista: “Oh, amen a Jehová, todos ustedes que le son leales. A los fieles Jehová los está salvaguardando” (Juan 10:16; Salmo 31:23). 
w12 15/4 págs. 28-29 párr. 7 Jehová nos resguarda para la salvación 
7 Una vez que Jehová nos ayuda a dar los primeros pasos con él, no nos suelta de la mano. Sabe que, igual que no entramos en la verdad por nuestros propios medios, tampoco podremos seguir en la verdad por nosotros mismos. Dirigiéndose a cristianos ungidos, el apóstol Pedro señaló: “Ustedes [...] están resguardados por el poder de Dios mediante la fe para una salvación que está lista para ser revelada en el último período” (1 Ped. 1:4, 5). Estas palabras son aplicables en sentido general a todos los cristianos, y deberían interesarnos a cada uno de nosotros en la actualidad. ¿Por qué? Porque todos necesitamos el respaldo de Dios para serle fieles. 
w09 15/5 págs. 11-12 párr. 13 “El gran día de Jehová está cerca”: avancemos hacia la madurez 
13 ¿Y qué puede decirse de nosotros? ¿Estamos decididos a obedecer a Jehová aunque pasemos por graves dificultades? (Léase 1 Pedro 1:6, 7.) Los consejos divinos son muy claros, sea que estén relacionados con la moralidad, la honestidad, la manera de expresarnos, la lectura y el estudio de la Biblia, la asistencia a las reuniones o la predicación (Jos. 1:8; Mat. 28:19, 20; Efe. 4:25, 28, 29; 5:3-5; Heb. 10:24, 25). ¿Obedeceremos a Dios en todos estos campos a pesar de las adversidades? Si lo hacemos, demostraremos que estamos progresando hacia la madurez. 
w09 15/5 pág. 24 párr. 15 Los ángeles: “espíritus para servicio público” 
15 Los ángeles también son un ejemplo de paciencia. Ellos están muy deseosos de conocer los secretos sagrados de Dios. Como dice la Biblia, “en estas mismas cosas los ángeles desean mirar con cuidado” (1 Ped. 1:12). No obstante, algunos de esos secretos todavía no se les han revelado. ¿Y cómo reaccionan? Esperan pacientemente a que Dios decida cuándo es el momento de dar “a conocer mediante la congregación” su “diversificada sabiduría” (Efe. 3:10, 11). 
w03 15/12 pág. 22 párr. 13 Demuestre estar listo para el día de Jehová 
13 Otro factor que nos permite permanecer despiertos es la participación de toda alma en el ministerio cristiano. ¿Qué mejor modo de tener siempre presentes las señales de los tiempos y su significado que hablar de ellas al prójimo? Además, nuestro propio sentido de urgencia se intensifica cuando quienes estudian la Biblia con nosotros progresan y actúan en armonía con lo que aprenden. “Fortifiquen su mente para actividad, mantengan completamente su juicio”, nos exhorta el apóstol Pedro (1 Pedro 1:13). Y un excelente remedio contra el letargo espiritual es “siempre ten[er] mucho que hacer en la obra del Señor” (1 Corintios 15:58). 
w10 15/7 pág. 19 párr. 16 Participemos plenamente en la gran cosecha espiritual 
16 Como vemos, quien desee colaborar con Dios en la cosecha deberá abandonar primero las prácticas que sean sucias moral y espiritualmente. Y si quiere conservar ese honroso servicio, tendrá que mantener una actitud ejemplar, respetando las altas normas morales y espirituales de Jehová (léase 1 Pedro 1:14-16). Al igual que la higiene física exige atención constante, la pureza cristiana exige someterse de continuo a la influencia limpiadora de la palabra de verdad. Y esto lo conseguimos leyendo la Biblia, asistiendo a las reuniones cristianas y esforzándonos por aplicar los mandamientos divinos. Así estamos listos para resistir las tendencias al pecado y la influencia contaminante de este mundo (Sal. 119:9; Sant. 1:21-25). ¡Cuánto nos tranquiliza saber que, con la ayuda de la palabra de verdad, podemos ser “lavados” incluso de pecados graves! (1 Cor. 6:9-11.) 
w06 1/11 pág. 23 párr. 5 ¿Nos adherimos al criterio de Jehová sobre las cosas sagradas? 
5 Jesús tenía una misión sagrada que cumplir en la Tierra. Cuando se bautizó, en el año 29, fue ungido para oficiar de Sumo Sacerdote en el gran templo espiritual de Jehová (Lucas 3:21, 22; Hebreos 7:26; 8:1, 2). Además, era preciso que ofreciera su vida en sacrificio, pues su sangre proporcionaría el rescate que daría a los pecadores la oportunidad de salvarse (Mateo 20:28; Hebreos 9:14). Esa es la razón por la cual consideramos su sangre sagrada, o “preciosa” (1 Pedro 1:19). 
w01 1/1 págs. 17-22 párr. 17 ¿Hasta dónde llega nuestro amor? 
17 Cuando nace un niño, sus padres se encariñan de inmediato con él. Tratar con amor a los adultos no siempre es tan instintivo. Probablemente sea esta la razón por la que la Biblia nos dice en repetidas ocasiones que nos amemos unos a otros, pues eso es algo que debemos cultivar (1 Pedro 1:22; 4:8; 1 Juan 3:11). Jesús sabía que se iba a probar nuestro amor cuando dijo que deberíamos perdonar a nuestro hermano “hasta setenta y siete veces” (Mateo 18:21, 22). Pablo también nos instó a ‘continuar soportándonos unos a otros’ (Colosenses 3:12, 13). No es de extrañar que se nos diga que ‘sigamos tras el amor’ (1 Corintios 14:1). ¿Cómo podemos hacerlo? 
w09 15/9 pág. 26 párr. 4 ¿Valoramos lo que Jehová ha hecho para liberarnos? 
4 Hoy día, pocas personas hablarían del pecado y la muerte en términos tan fatalistas. Es cierto que se conmocionan cuando fallece alguien relativamente joven, pero ven la muerte como algo natural si sucede en la vejez. No se dan cuenta de cuál es el punto de vista del Creador al respecto. En realidad, la duración de nuestra vida es infinitamente menor que la que él se proponía. De hecho, desde su perspectiva, ningún ser humano ha vivido más de un día (2 Ped. 3:8). Por eso, la Palabra de Dios dice que nuestra vida es tan breve como la de una flor, como un suspiro o una exhalación (Sal. 39:5; 1 Ped. 1:24). ¿Por qué debemos tener esto presente? Porque cuanto mejor entendamos la gravedad de nuestra “enfermedad” (el pecado), más valoraremos la “cura”: todo lo que Jehová ha hecho para liberarnos.
w06 15/9 pág. 21 párr. 7 Demuestre amor y respeto controlando su lengua 
7 Sea cual sea la causa, dirigir palabras ásperas al cónyuge puede revelar falta de amor y respeto por él. Así pues, Pedro tenía buenas razones para animar a los cristianos a ‘desechar toda difamación solapada’ (1 Pedro 2:1). El término griego traducido “difamación solapada” significa “palabra insultante”. Transmite la idea de “disparar palabras al prójimo”. ¡Qué buena descripción de los efectos de una lengua sin freno! 
w04 15/7 pág. 12 párr. 11 ¿Nos deleitamos en “la ley de Jehová”? 
11 “El esclavo fiel y discreto” nos ha animado a leer la Biblia a diario (Mateo 24:45). El intenso deseo de familiarizarnos mejor con el mensaje de Dios a la humanidad debería impulsarnos a leerla “día y noche”, sí, hasta cuando no podamos conciliar el sueño por algún motivo. “Como criaturas recién nacidas —exhortó Pedro—, desarrollen el anhelo por la leche no adulterada que pertenece a la palabra, para que mediante ella crezcan a la salvación.” (1 Pedro 2:1, 2.) ¿Nos deleita leer la Palabra de Dios de día y meditar en ella y en el propósito divino de noche? El salmista nos puso el modelo (Salmo 63:6). 
w02 1/11 págs. 13-14 párr. 18 “Mantengan excelente su conducta entre las naciones” 
18 A continuación, Pedro da esta advertencia: “Sean como personas libres, y, sin embargo, tengan su libertad, no como disfraz para la maldad, sino como esclavos de Dios” (1 Pedro 2:16; Gálatas 5:13). El conocimiento que hoy tenemos de la verdad bíblica nos libera de las enseñanzas religiosas falsas (Juan 8:32). Además, poseemos libre albedrío y capacidad de elección; con todo, no abusamos de nuestra libertad. Al escoger las compañías, el modo de vestir y arreglarnos, las diversiones e incluso la comida y la bebida, recordamos que los cristianos verdaderos son esclavos de Dios, que no se agradan a sí mismos. En vez de dejarnos dominar por nuestros deseos carnales o por las modas y tendencias del mundo, optamos por servir a Jehová (Gálatas 5:24; 2 Timoteo 2:22; Tito 2:11, 12). 
w00 15/9 pág. 20 párr. 21 “La hora ha llegado” 
21 ¿Cómo podemos ‘seguir los pasos de Jesús con sumo cuidado y atención’? (1 Pedro 2:21.) Esforzándonos vigorosamente, como él lo hizo, en la obra de predicar el Reino y hacer discípulos, y hablando la Palabra de Dios con valor y denuedo (Mateo 24:14; 28:19, 20; Hechos 4:29-31; Filipenses 1:14). Nunca perdamos de vista dónde estamos en la corriente del tiempo ni dejemos de incitarnos unos a otros al amor y a las obras excelentes (Marcos 13:28-33; Hebreos 10:24, 25). Que la voluntad de Jehová Dios y la conciencia de que estamos viviendo en “el tiempo del fin” rijan todo lo que hagamos en la vida (Daniel 12:4). 
w07 15/2 pág. 20 párr. 12 Esposas, respeten profundamente a sus esposos 
12 Tal vez haya quien crea que mantener una actitud sumisa frente a las burlas y los insultos es una muestra de debilidad. Sin embargo, Jesús no lo veía así. “Cuando lo estaban injuriando —escribió Pedro—, no se puso a injuriar en cambio. Cuando estaba sufriendo, no se puso a amenazar.” (1 Pedro 2:23.) Al ver los sufrimientos de Jesús, algunas personas pusieron fe en él, al menos hasta cierto grado. Ese fue el caso del ladrón colgado en el madero junto a él y del oficial del ejército que presenció su ejecución (Mateo 27:38-44, 54; Marcos 15:39; Lucas 23:39-43). De igual modo, Pedro indicó que algunos esposos no creyentes —incluso los maltratadores— llegarían a ser cristianos debido a la conducta sumisa de sus esposas. Sin duda, todos conocemos casos que prueban esto. 
w07 1/4 pág. 30 párr. 16 Seamos humildes y sometámonos a nuestros amorosos pastores 
16 A veces, un anciano quizás no siga las instrucciones del esclavo fiel y su Cuerpo Gobernante. Si no cambia de actitud, tendrá que rendir cuenta a Jehová, el “pastor y superintendente de [nuestras] almas” (1 Pedro 2:25). Ahora bien, el hecho de que un anciano cometa equivocaciones o sea negligente no justifica que adoptemos una actitud de insubordinación. Jehová nunca bendice ni la desobediencia ni la rebelión (Números 12:1, 2, 9-11). 
w03 1/4 pág. 22 párr. 5 Despleguemos “toda apacibilidad para con todos los hombres” 
5 La apacibilidad reviste especial importancia en las casas divididas en materia de religión. Cuando dicha cualidad va acompañada de muestras de bondad, contribuye a ganar para Jehová a quienes no tienen una actitud favorable. De ahí que Pedro aconseje a las cristianas casadas: “Estén en sujeción a sus propios esposos, a fin de que, si algunos no son obedientes a la palabra, sean ganados sin una palabra por la conducta de sus esposas, por haber sido ellos testigos oculares de su conducta casta junto con profundo respeto. Y que su adorno no sea el de trenzados externos del cabello ni el de ponerse ornamentos de oro ni el uso de prendas de vestir exteriores, sino que sea la persona secreta del corazón en la vestidura incorruptible del espíritu quieto y apacible, que es de gran valor a los ojos de Dios” (1 Pedro 3:1-4). 
w01 15/10 pág. 18 párr. 5 Preparemos el corazón para que agrade a Jehová 
5 Según una obra de consulta, el corazón figurativo constituye “la parte central en general, el interior, y, por lo tanto, el hombre interior tal como se manifiesta en todas sus diversas actividades, en sus deseos, afectos, emociones, pasiones, propósitos, pensamientos, percepciones, imaginaciones, sabiduría, conocimiento, aptitud, creencias y razonamientos, memoria y consciencia”. Representa lo que somos en nuestro fuero interno, “la persona secreta del corazón” (1 Pedro 3:4). Eso es lo que ve y examina Jehová. De ahí que David pidiera a Dios: “Crea en mí hasta un corazón puro, oh Dios, y pon en mí un espíritu nuevo, uno que sea constante” (Salmo 51:10). ¿Cómo conseguir un corazón puro? 
w11 1/8 pág. 5 ¿Qué se les debe enseñar? 
▪ Lo que enseña la Biblia: “Siempre [estén] listos para presentar una defensa ante todo el que les exija razón de la esperanza que hay en ustedes, pero haciéndolo junto con genio apacible y profundo respeto” (1 Pedro 3:15).
Lección: Debemos exponer nuestras creencias religiosas con convicción, pero sin ser agresivos. Asimismo hay que respetar a quienes no creen lo mismo que nosotros. 
w06 15/11 pág. 24 párr. 16 Mantengámonos en el amor de Dios 
16 Nuestra salvación depende de que tengamos una conciencia limpia (1 Pedro 3:21). Como hemos puesto fe en la sangre derramada de Jesús, nuestra conciencia ha quedado limpia de obras muertas, lo que nos permite rendir “servicio sagrado al Dios vivo” (Hebreos 9:13, 14). Si pecáramos deliberadamente, tendríamos contaminada la conciencia y ya no seríamos personas limpias, aptas para servir a Dios (Tito 1:15). Pero con la ayuda de Jehová, podremos mantener una buena conciencia. 
w12 15/4 pág. 17 párr. 16 Sigamos sirviendo a Jehová con un corazón completo 
16. ¿Qué nos ayudará a protegernos de los métodos astutos de Satanás?
16 Entonces, ¿qué nos ayudará a protegernos de los astutos métodos de Satanás y a seguir sirviendo a Jehová con un corazón completo? (2 Cor. 2:11.) La oración es esencial. El apóstol Pablo instó a sus hermanos en la fe a “estar firmes contra las maquinaciones del Diablo”. Y justo después les dio esta exhortación: “Con toda forma de oración y ruego, [ocúpense] en orar en toda ocasión” (Efe. 6:11, 18; 1 Ped. 4:7). 
w02 1/8 pág. 14 párr. 21 Sumisión leal a la autoridad divina 
21 Claro está, los ancianos no son perfectos. Tomando en cuenta sus propias limitaciones, no intentan enseñorearse del rebaño, el cual es “la herencia de Dios”. Más bien, se consideran ‘colaboradores para el gozo de sus hermanos’ (1 Pedro 5:3; 2 Corintios 1:24). Los ancianos humildes y trabajadores aman a Jehová y saben que cuanto más lo imiten, de mayor beneficio serán para la congregación. Con esto presente, en todo momento se esmeran por cultivar cualidades piadosas como el amor, la compasión y la paciencia. 
w00 1/12 pág. 15 párr. 5 ¿Amamos en sumo grado los recordatorios de Jehová? 
5 ¿Cuánto afecto debemos tener a lo que Jehová nos trae a la memoria? “Mi alma ha guardado tus recordatorios, y los amo en sumo grado”, cantó el salmista (Salmo 119:167). Les tendremos tal cariño si los aceptamos como consejos de un Padre que nos quiere mucho (1 Pedro 5:6, 7). Para nosotros son indispensables, y los querremos aún más si examinamos cómo nos benefician
w03 15/9 pág. 18 párr. 12 ¿Por qué debemos orar incesantemente? 
12 Otra razón para acercarnos a Jehová mediante la oración es que él, a su vez, se acerca a nosotros (Santiago 4:8). Cuando nos sinceramos con Jehová en oración, notamos que él se interesa en nuestras necesidades y nos cuida tiernamente. Experimentamos su amor de un modo muy personal. Jehová no ha delegado en nadie la responsabilidad de escuchar todas y cada una de las oraciones que sus siervos le dirigen a él como su Padre celestial (Salmo 66:19, 20; Lucas 11:2). Además, nos invita a ‘echar sobre él toda nuestra inquietud, porque él se interesa por nosotros’ (1 Pedro 5:6, 7).
==========================
Núm. 1: 1 Pedro 2:18–3:7
==========================
Núm. 2: La religión verdadera basa sus enseñanzas en la Biblia y da a conocer el nombre de Dios (rs pág. 315 párrs. 2, 3)
1) ¿En qué se basan sus enseñanzas? ¿Provienen de Dios, o son mayormente de los hombres? (2 Tim. 3:16; Mar. 7:7.) Pregunte, por ejemplo: ¿Dónde en la Biblia se enseña que Dios sea una Trinidad? ¿Dónde dice que el alma humana sea inmortal?
2) Considere si está dando a conocer el nombre de Dios. Jesús dijo en oración a Dios: “He puesto tu nombre de manifiesto a los hombres que me diste del mundo” (Juan 17:6). Declaró: “Es a Jehová tu Dios que tienes que adorar, y es a él solo que tienes que rendir servicio sagrado” (Mat. 4:10). ¿Le ha enseñado a uno su religión que ‘es a Jehová a quien se tiene que adorar’? ¿Ha llegado uno a conocer a la Persona a quien se identifica con ese nombre —sus propósitos, sus actividades, sus cualidades— de modo que sienta que puede acercarse a él?
==========================
Núm. 3: ¿Por qué estamos seguros de que Jesús es el Mesías? (Luc. 24:44; Gál. 4:4)
w11 15/8 págs. 12-16 párrs. 3-20 Hallaron al Mesías  
JUAN EL BAUTISTA está con dos de sus discípulos, Andrés y Juan. Al ver acercarse a Jesús, exclama: “¡Miren, el Cordero de Dios!”. Los dos discípulos se van de inmediato detrás de Cristo y pasan el resto del día con él. Más tarde, Andrés sale a buscar a su hermano, Simón Pedro, y le hace este emocionante anuncio: “Hemos hallado al Mesías”. Acto seguido, lo conduce hasta Jesús (Juan 1:35-41). 
 Con el tiempo, Andrés, Pedro y otros tienen la oportunidad de examinar detenidamente las Escrituras. Quedan tan convencidos de que Jesús de Nazaret es el Mesías prometido que no dudan en afirmarlo en público. Nosotros también veremos cómo se fortalece nuestra fe en la Biblia y en el Ungido de Jehová al continuar estudiando las profecías mesiánicas. 
Haría su entrada triunfal en Jerusalén. (Zac. 9:9; Mateo 21:4-9).
Sería muy valioso para Dios, pero muchos no lo aceptarían como el Mesías.” (Isa. 53:3; Mar. 9:12).  
Sufriría la traición de un amigo. (Sal. 41:9). 
Sería traicionado por el precio de un esclavo: 30 monedas de plata. (Zacarías 11:12, 13) 
Le abandonarían sus discípulos. (Zac. 13:7; Mat. 26:31, 56).
Sería juzgado y condenado a muerte (Isaías 53:8; Mar. 15:1-15). 
Sería víctima de falsos testimonios. (Sal. 35:11; Mat. 26:59). 
Se quedaría callado ante sus acusadores. (Isa. 53:7; Mat. 27:12-14). 
Sería agredido. (Isa. 50:6; Mar. 14:65; 15:19). 
Sería clavado de pies y manos en un madero como un delincuente. (Sal. 22:16; Mar. 15:25; Isa. 53:12; Mat. 27:38).
Sería insultado (Salmo 22:7, 8; Mat. 27:39-43). 
Sortearían su ropa. (Sal. 22:18; Juan 19:23, 24.)
Le darían a beber vinagre y hiel. (Sal. 69:21; Mat. 27:34, 48). 
Parecería que Dios lo había abandonado (Salmo 22:1; Mar.15:34).  
Lo herirían con una lanza, pero no le romperían ningún hueso. (Zac. 12:10; Juan 19:33-37). 
Sería enterrado junto a los ricos (Isaías 53:5, 8, 9;  Mat. 27:5760).
Sería resucitado. (Sal. 16:10; Mar. 16:6). 
Sería reconocido por Dios como Hijo suyo (Salmo 2:7; Mateo 3:17; Mar. 11:7-10).
=================================
REUNIÓN DE SERVICIO
Cántico 116
La luz va en aumento
5 min. Cómo iniciar estudios bíblicos el primer sábado del mes. Discurso. Anime a todos a participar en esta labor el primer sábado de diciembre. Incluya una breve demostración en la que un publicador inicie un estudio bíblico utilizando la última página de La Atalaya.
Cómo iniciar estudios bíblicos el primer sábado de diciembre 
“Muchas personas están esperando la vuelta de Cristo. Si Jesús volviera, ¿qué le gustaría que hiciera?” Luego de que la persona responda, muéstrele la última página de La Atalaya del 1 de diciembre y examine con ella la información de la primera pregunta y al menos uno de los textos. Ofrézcale las revistas y quede en volver para analizar la siguiente pregunta.
==========================
15 min. ¿Lo ha probado ya? Análisis con el auditorio. En forma de discurso, repase brevemente estos artículos recientes de Nuestro Ministerio del Reino: “Nuestro sitio oficial de Internet: útil para todo el mundo” (km 12/12), “Aprovechemos los videos para ayudar a nuestros estudiantes” y “¿A quién podría interesarle este tema?” (km 5/13). Luego, pida a los presentes que digan cómo las sugerencias de dichos artículos les han ayudado.
“Nuestro sitio oficial de Internet: útil para todo el mundo” (km 12/12)
Jesús nos encomendó la tarea de predicar las buenas nuevas del Reino “en toda la tierra habitada para testimonio a todas las naciones” (Mat. 24:14). Y a fin de efectuar nuestro ministerio más plenamente, se ha creado un nuevo sitio jw.org que reúne el contenido de watchtower.org, jw media.org y del antiguo jw.org (2 Tim. 4:5). 
“Toda la tierra habitada.” Casi una tercera parte de la población mundial utiliza Internet. Para muchos, sobre todo para los jóvenes, se ha convertido en la principal fuente de información. Nuestro sitio le ofrece al público en general respuestas confiables a preguntas bíblicas. Mediante él podrán conocer la organización de Jehová y solicitar fácilmente un curso bíblico gratuito. Esto contribuirá a que las buenas nuevas lleguen a personas que viven en partes de la Tierra donde es poco probable que escuchen el mensaje. 
“Todas las naciones.” Para poder dar testimonio a gente de “todas las naciones”, los testigos de Jehová tenemos que presentar la verdad bíblica en muchos idiomas. Por eso, en nuestro sitio hemos puesto al alcance de todo el mundo información en unos cuatrocientos idiomas, como ninguna otra página de Internet. 
Sáquele provecho. El nuevo sitio jw.org no solo está diseñado para dar testimonio al público en general. También se ha creado pensando en los testigos de Jehová. Si usted tiene acceso a Internet, le invitamos a explorar cada rincón del sitio jw.org. A continuación se dan algunas sugerencias para sacarle provecho a esta útil herramienta. 
[Inténtelo] 
(1) Escriba www. jw.org/es en el campo de dirección del buscador de Internet.
(2) Explore la página haciendo clic en las distintas secciones, las opciones de los menús y los vínculos.
(3) Visite el sitio jw.org desde su dispositivo móvil. La configuración de la página cambiará para ajustarse al tamaño de la pantalla, pero la información será la misma.
Nuestro sitio oficial de Internet: útil para el estudio personal y en familia Inténtelo
Lea las revistas más recientes en línea. En el sitio encontrará las revistas La Atalaya y ¡Despertad! varias semanas antes de que lleguen a su congregación. También hallará la grabación en audio. (Vaya a “Publicaciones/Revistas”.) 
Vea los artículos que solo están en Internet. Algunos artículos se publicarán únicamente en nuestro sitio de Internet. Entre estos figuran “El rincón del joven”, “Mis primeras lecciones de la Biblia”, “Actividades para la familia” y “Los jóvenes preguntan”. Analice algunos de estos artículos en su estudio personal o en su adoración en familia. (Vaya a “Enseñanzas bíblicas/Niños” o a “Enseñanzas bíblicas/Jóvenes”.) 
Entérese de las últimas noticias. Benefíciese de alentadores informes y experiencias, y disfrute de videoclips que muestran el progreso de la obra en distintas partes del mundo. Las noticias sobre desastres naturales o casos de persecución contribuirán a que sus oraciones a favor de la hermandad sean más específicas (Sant. 5:16). (Vaya a “Noticias”.) 
Utilice la herramienta Biblioteca en línea. Si esta herramienta está disponible en su idioma, utilícela para leer el texto diario o buscar información en publicaciones recientes desde su computadora o dispositivo móvil. ( Vaya a “ Publicaciones/ Biblioteca en línea” o escriba la dirección www.wol.jw.org/es en su explorador.) 
(Inténtelo)
(1) Al hacer clic en la lámina o en el vínculo, aparecerá el artículo en formato PDF. Imprímalo y haga la actividad con sus hijos.
(2) Haga clic en el símbolo de reproducir para ver un videoclip.
Nuestro sitio oficial de Internet: útil en el ministerio
Invite a otros a visitar el sitio. Puede que algunas personas no estén muy dispuestas a conversar con nosotros o a quedarse con una publicación. Pero tal vez quieran buscar información sobre los Testigos usando jw.org en la privacidad de su hogar. Así pues, siempre que sea oportuno, invite a sus oyentes a visitar nuestra página. 
Utilícelo para dar respuestas. Cuando alguien del territorio, una persona interesada o un conocido le haga una pregunta acerca de los Testigos, enséñele de una vez la respuesta en su computadora o dispositivo móvil. Claro, a menudo es mejor leer las referencias bíblicas directamente de las Escrituras. Si en ese momento no tiene acceso a Internet, explíquele cómo hallar la respuesta en jw.org. (Vaya a “Enseñanzas bíblicas/Preguntas sobre la Biblia” o a “Sobre nosotros/Preguntas frecuentes”.) 
Envíe un artículo o una publicación a algún conocido. En un correo electrónico, puede adjuntar archivos PDF o EPUB que haya descargado del sitio. También puede descargar la versión en audio de una publicación y grabarla en un CD. Las versiones electrónicas de libros, revistas o folletos que se le hagan llegar a alguien no bautizado pueden contarse en el informe del servicio del campo siempre y cuando se trate de publicaciones completas. Ahora bien, no debe hacer envíos masivos ni anónimos de la información ni publicarla en otras páginas de Internet. (Vaya a “Publicaciones”.) 
Muestre las últimas noticias. Esto ayudará a sus estudiantes y revisitas a darse cuenta del alcance mundial de nuestra obra y a valorar la unidad cristiana (Sal. 133:1). (Vaya a “Noticias”.) 
(Inténtelo)
(1) En la sección “Publicaciones”, elija una y haga clic en uno de los botones para descargarla en el formato de texto o de audio que prefiera.
(2) Al hacer clic en el botón paraMP3, aparecerá una lista de artículos. Para descargar uno, haga clic en el título del artículo, o para escucharlo en línea, haga clic en el símbolo.
(3) Si desea descargar una publicación en otro idioma, búsquelo en esta lista.
 Nuestro sitio oficial de Internet: útil para ayudar a alguien que habla otra lengua Inténtelo
Muéstrele el sitio. Ayúdelo a elegir su idioma en la lista del campo “Idioma del sitio”. (Hay idiomas en los que no todas las secciones están disponibles.) 
Muéstrele una página del sitio en su idioma. Diversas publicaciones, como el libro Enseña o el tratado Saber la verdad, pueden leerse en línea. Abra una y elija el idioma de la persona en la lista “Leer en”. 
Permita que escuche un artículo en su idioma. Encuentre una publicación en audio e invite a la persona a escuchar una porción. Por otra parte, si usted está aprendiendo otro idioma, escuchar las grabaciones siguiendo la lectura le ayudará a progresar. (Vaya a “Publicaciones/ Libros y folletos” o a “Publicaciones/ Revistas”.) 
Dé el mensaje a los sordos. Si encuentra a una persona sorda, enséñele el video de un capítulo de la Biblia, un libro, un folleto o algún tratado en el lenguaje de señas que ella use. (Vaya a “Publicaciones/Lenguaje de señas”.) 
(Inténtelo)
(1) Haga clic en para escuchar la grabación en su idioma (si está disponible), o descargue la publicación pulsando uno de los botones bajo “Opciones de descarga”.
(2) Para ver la página en otro idioma, elija uno de la lista “Leer en”.
(3) Haga clic en “Siguiente” o en uno de los títulos del “Índice” para leer otro artículo o capítulo.
 “Aprovechemos los videos para ayudar a nuestros estudiantes” y “¿A quién podría interesarle este tema?” (km 5/13)
Aprovechemos los videos para ayudar a nuestros estudiantes 
A fin de que Abrahán y Jeremías comprendieran ciertas lecciones valiosas, Jehová usó palabras e imágenes (Gé n. 15:5; Jer. 18:1-6). Nosotros también podemos valernos de ayudas visuales, como los videos, para lograr que nuestros estudiantes capten el sentido de las verdades bíblicas y las valoren. En el programa que se muestra a continuación veremos en qué momentos podríamos utilizar algunos de estos videos. Ahora bien, no olvidemos que solo se trata de una sugerencia, pues las necesidades de los estudiantes varían. 
Libro Enseña
° Capítulo 1: Después del párrafo 17, vean Las maravillas de la creación revelan la gloria de Dios.
° Capítulo 2: Al finalizar, vean La Biblia: el libro más antiguo y actual.
° Capítulo 9: Después del párrafo 14, vean Los testigos de Jehová: organizados para predicar las buenas nuevas.
° Capítulo 14: Al finalizar, vean La Biblia: el poder que ejerce en su vida.
° Capítulo 15: Después del párrafo 10, vean Toda nuestra asociación de hermanos. 
Libro “Amor de Dios”
° Capítulo 3: Después del párrafo 15, vean Los jóvenes preguntan... ¿Cómo conseguir amigos verdaderos?
° Capítulo 4: Al finalizar, vean Respetemos la autoridad de Jehová.
° Capítulo 7: Después del párrafo 12, vean La negativa a la sangre. La medicina acepta el reto.
° Capítulo 9: Después del párrafo 6, vean Ejemplos amonestadores para nuestros días.
° Capítulo 17: Al finalizar, vean “Andamos por fe, no por vista”. 
Puede ser que haya estudiantes a los que les beneficiaría ver otros videos. Por ejemplo, a quienes sufren debido a la oposición les podrían animar los videos Fieles ante las pruebas. Los testigos de Jehová de la Unión Soviética y Los testigos de Jehová se mantienen firmes ante el ataque nazi. Y a los más jóvenes les podrían ayudar los videos Vayamos tras metas que honran a Dios y Los jóvenes preguntan... ¿Qué haré con mi vida? Apuntemos en nuestros ejemplares de los libros Enseña y “Amor de Dios” cuándo sería conveniente ver un video con el estudiante o prestárselo. Y según vayan saliendo nuevas grabaciones, pensemos en cómo podríamos utilizarlas para llegar al corazón de nuestros estudiantes (Luc. 24:32). 
¿A quién podría interesarle este tema?
1. ¿En qué deberíamos pensar cuando leamos nuestras revistas, y por qué?
1 Las revistas La Atalaya y ¡Despertad! se redactan para un público mundial. Por eso, contienen una inmensa variedad de temas. Al leerlas, sería bueno que tratáramos de determinar a quién podría interesarle cada artículo y nos pusiéramos la meta de presentárselo.
2. ¿Qué temas de nuestras revistas podrían interesar a otras personas?
2 ¿Se analiza en La Atalaya un asunto bíblico del que hayamos hablado con algún compañero de trabajo? ¿Hemos visto un artículo sobre la familia que pudiera serle útil a algún pariente? ¿Sabemos de alguien que planee viajar a un lugar que se haya descrito en un artículo de ¡Despertad!? ¿Hay alguna revista en particular que pudiéramos ofrecer en ciertos negocios u oficinas del gobierno dentro del territorio? Por ejemplo, en un asilo podríamos ofrecer una revista que analice ciertos problemas de la edad avanzada. Y si una revista trata sobre la delincuencia, no sería mala idea presentarla en lugares como los tribunales o las comisarías.
3. Cuente una experiencia que demuestre la importancia de ofrecer números específicos de las revistas a quienes pensemos que podrían interesarles.
3 Resultados. Después de recibir la ¡Despertad! de octubre de 2011 titulada “Cómo criar hijos responsables”, un matrimonio de Sudáfrica telefoneó a 25 escuelas del territorio de su congregación. Como resultado, 22 centros aceptaron las revistas y las distribuyeron entre los estudiantes. A otra pareja de ese país se le ocurrió lo mismo y logró dejar ejemplares en las escuelas de su territorio. Enana de estas, algunos maestros los utilizaron en su programa semanal de orientación y lectura. Esta pareja le contó lo ocurrido al superintendente de circuito, quien a su vez animó a las congregaciones a hacer lo mismo. Al final, en la sucursal se recibieron tantas solicitudes de esa revista que tuvo que volverse a imprimir.
4. ¿Por qué queremos que las revistas tengan la mayor distribución posible?
4 Nuestras revistas explican el verdadero significado de los acontecimientos mundiales y dirigen la atención de los lectores a la Biblia y al Reino de Dios. Además, son las únicas revistas que “publica[n] salvación” (Is. 52:7). Por lo tanto, queremos que la mayor cantidad de personas posible las lea. Y una buena manera de lograrlo es preguntándonos: “¿A quién podría interesarle este tema?”.
==========================
10 min. Necesidades locales.
==========================
Cántico 12
La promesa de vida eterna
==========================
Atalaya
“La creación da a conocer al Dios todopoderoso” 
Cántico 110
Las maravillosas obras de Dios
- 1 - 
(Juan 1:18) A Dios ningún hombre lo ha visto jamás; el dios unigénito que está en [la posición del] seno para con el Padre es el que lo ha explicado.
(Colosenses 1:15) Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda la creación;
(2 Corintios 10:4-5) Porque las armas de nuestro guerrear no son carnales, sino poderosas por Dios para derrumbar cosas fuertemente atrincheradas. 5Porque estamos derrumbando razonamientos y toda cosa encumbrada que se levanta contra el conocimiento de Dios; y ponemos bajo cautiverio todo pensamiento para hacerlo obediente al Cristo;
- 3 - 
(Romanos 10:2) Porque les doy testimonio de que tienen celo por Dios; mas no conforme a conocimiento exacto;
- 4 - 
(Proverbios 10:14) Los sabios son los que atesoran el conocimiento, pero la boca del tonto está cerca de la ruina misma.
(Hebreos 11:1) Fe es la expectativa segura de las cosas que se esperan, la demostración evidente de realidades aunque no se contemplen.
(Hebreos 11:6) Además, sin fe es imposible ser[le] de buen agrado, porque el que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que llega a ser remunerador de los que le buscan solícitamente.
(Romanos 12:1) Por consiguiente, les suplico por las compasiones de Dios, hermanos, que presenten sus cuerpos como sacrificio vivo, santo, acepto a Dios, un servicio sagrado con su facultad de raciocinio.
- 5 - 
(Romanos 1:20) Porque las [cualidades] invisibles de él se ven claramente desde la creación del mundo en adelante, porque se perciben por las cosas hechas, hasta su poder sempiterno y Divinidad, de modo que ellos son inexcusables;
- 7 - 
(Isaías 40:26) Levanten los ojos a lo alto y vean. ¿Quién ha creado estas cosas? Es Aquel que saca el ejército de ellas aun por número, todas las cuales él llama aun por nombre. Debido a la abundancia de energía dinámica, porque él también es vigoroso en poder, ninguna [de ellas] falta.
- 9 - 
(Hechos 17:25) ni es atendido por manos humanas como si necesitara algo, porque él mismo da a toda [persona] vida y aliento y todas las cosas.
- 10 - 
(Salmos 104:24) ¡Cuántas son tus obras, oh Jehová! Con sabiduría las has hecho todas. La tierra está llena de tus producciones.
- 14 - 
(Salmos 139:16) Tus ojos vieron hasta mi embrión, y en tu libro todas sus partes estaban escritas, respecto a los días en que fueron formadas y todavía no había una entre ellas.
(Salmos 139:14) Te elogiaré porque de manera que inspira temor estoy maravillosamente hecho. Tus obras son maravillosas, como muy bien percibe mi alma.
- 17 - 
(Proverbios 2:10-11) Cuando la sabiduría entre en tu corazón y el conocimiento mismo se haga agradable a tu mismísima alma, 11la capacidad de pensar misma te vigilará, el discernimiento mismo te salvaguardará,
- 18 - 
(1 Pedro 3:15) Antes bien, santifiquen al Cristo como Señor en su corazón, siempre listos para presentar una defensa ante todo el que les exija razón de la esperanza que hay en ustedes, pero haciéndolo junto con genio apacible y profundo respeto.
- 19 - 
(Salmos 19:1-2) Los cielos están declarando la gloria de Dios; y de la obra de sus manos la expansión está informando. 2Un día tras otro día hace salir burbujeando el habla, y una noche tras otra noche manifiesta conocimiento.
(1 Timoteo 1:17) Ahora bien, al Rey de la eternidad, incorruptible, invisible, [el] único Dios, sea honra y gloria para siempre jamás. Amén.

Cántico 15
La creación revela la gloria de Jehova
======================
PFC777


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.