domingo, 28 de octubre de 2012

SEMANA DEL 29 DE OCTUBRE 2012


CÁNTICO 13


ACCIÓN DE GRACIAS

Textos del Estudio Bíblico de Congregación 
(bt cap. 28 párrs. 16-22.) (30 minutos)

Párrafo 16
(1 Corintios 3:5, 6) Pues, ¿qué es Apolos? Sí, ¿qué es Pablo? Ministros mediante los cuales ustedes llegaron a ser creyentes, así como el Señor se lo concedió a cada uno. 6 Yo planté, Apolos regó, pero Dios siguió haciéndo[lo] crecer;
(Hechos 6:7) Por consiguiente, la palabra de Dios siguió creciendo, y el número de los discípulos siguió multiplicándose muchísimo en Jerusalén; y una gran muchedumbre de sacerdotes empezó a ser obediente a la fe.
(Hechos 9:31) Entonces, verdaderamente, la congregación por toda Judea y Galilea y Samaria entró en un período de paz, siendo edificada; y como andaba en el temor de Jehová y en el consuelo del espíritu santo, siguió multiplicándose.
Párrafo 17
(Hechos 11:21) Además, con ellos estaba la mano de Jehová, y un gran número de personas que se hicieron creyentes se volvió al Señor.
(Hechos 12:24) Pero la palabra de Jehová siguió creciendo y difundiéndose.
(Hechos 19:20) Así, de una manera poderosa, la palabra de Jehová siguió creciendo y prevaleciendo.
Párrafo 18
(Hechos 14:19-21) Pero unos judíos llegaron de Antioquía y de Iconio y persuadieron a las muchedumbres, y apedrearon a Pablo y lo arrastraron fuera de la ciudad, imaginándose que estaba muerto. 20 Sin embargo, cuando los discípulos lo cercaron, él se levantó y entró en la ciudad. Y al día siguiente partió con Bernabé para Derbe. 21 Y después de declarar las buenas nuevas a aquella ciudad y de hacer una buena cantidad de discípulos, volvieron a Listra y a Iconio y a Antioquía,
(Deuteronomio 33:27) Un escondite es el Dios de la antigüedad, y debajo están los brazos de duración indefinida. Y expulsará de delante de ti al enemigo, y dirá: ‘¡Aniquíla[los]!’.
(1 Samuel 12:22) Porque Jehová no abandonará a su pueblo, por causa de su gran nombre, porque Jehová ha tomado a su cargo hacerlos pueblo suyo.
(Salmo 94:14) Porque Jehová no desamparará a su pueblo, ni dejará a su propia herencia.
Párrafo 20
(Hechos 28:31) predicándoles el reino de Dios y enseñando las cosas respecto al Señor Jesucristo con la mayor franqueza de expresión, sin estorbo.
Párrafo 21
(Mateo 24:3-14) Estando él sentado en el monte de los Olivos, se acercaron a él los discípulos privadamente, y dijeron: “Dinos: ¿Cuándo serán estas cosas, y qué será la señal de tu presencia y de la conclusión del sistema de cosas?”. 4 Y en contestación, Jesús les dijo: “Cuidado que nadie los extravíe; 5 porque muchos vendrán sobre la base de mi nombre, diciendo: ‘Yo soy el Cristo’, y extraviarán a muchos. 6 Ustedes van a oír de guerras e informes de guerras; vean que no se aterroricen. Porque estas cosas tienen que suceder, mas todavía no es el fin. 7 ”Porque se levantará nación contra nación y reino contra reino, y habrá escaseces de alimento y terremotos en un lugar tras otro. 8 Todas estas cosas son principio de dolores de angustia. 9 ”Entonces los entregarán a tribulación y los matarán, y serán objeto de odio de parte de todas las naciones por causa de mi nombre. 10 Entonces, también, a muchos se les hará tropezar, y se traicionarán unos a otros y se odiarán unos a otros. 11 Y muchos falsos profetas se levantarán y extraviarán a muchos; 12 y por el aumento del desafuero se enfriará el amor de la mayor parte. 13 Pero el que haya aguantado hasta el fin es el que será salvo. 14 Y estas buenas nuevas del reino se predicarán en toda la tierra habitada para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
(1 Corintios 15:58) Por consiguiente, amados hermanos míos, háganse constantes, inmovibles, siempre teniendo mucho que hacer en la obra del Señor, sabiendo que su labor no es en vano en lo relacionado con [el] Señor.
Párrafo 22
(Joel 2:31) El sol mismo será convertido en oscuridad, y la luna en sangre, antes de la venida del día de Jehová, grande e inspirador de temor.
(Hechos 17:10, 11) Inmediatamente, de noche, los hermanos enviaron a Pablo, así como a Silas, hacia Berea, y estos, al llegar, entraron en la sinagoga de los judíos. 11 Ahora bien, estos eran de disposición más noble que los de Tesalónica, porque recibieron la palabra con suma prontitud de ánimo, y examinaban con cuidado las Escrituras diariamente en cuanto a si estas cosas eran así.
(Mateo 25:23) Su amo le dijo: ‘¡Bien hecho, esclavo bueno y fiel! Fuiste fiel sobre unas cuantas cosas. Te nombraré sobre muchas cosas. Entra en el gozo de tu amo’.
==========================================
Escuela del Ministerio Teocrático
Lectura de la Biblia: Oseas 8, 9, 10, 11, Puntos sobresalientes (10 min.)
*** w07 15/9 págs. 16-17 Puntos sobresalientes del libro de Oseas ***
8:7, 13; 10:13. El principio de que “cualquier cosa que el hombre esté sembrando, esto también segará” fue cierto en el caso de los israelitas idólatras (Gálatas 6:7).
8:8; 9:17; 13:16. Las profecías relacionadas con el reino de Israel se cumplieron cuando su capital, Samaria, cayó en manos de Asiria (2 Reyes 17:3-6). Estamos seguros de que Dios hará todo cuanto ha dicho y llevará a cabo todo lo que ha hablado (Números 23:19).
8:14. Jehová envió “fuego en [las] ciudades [de Judá]” en 607 antes de nuestra era por medio de los babilonios, cuando trajo la desolación pronosticada contra Jerusalén y la tierra de Judá (2 Crónicas 36:19). La palabra de Dios nunca falla (Josué 23:14).
9:10. Aunque estaban dedicados al Dios verdadero, los israelitas “entraron a Baal de Peor, y procedieron a dedicarse a la cosa vergonzosa”. Hacemos bien en prestar atención a su deplorable ejemplo y no quebrantar nuestra dedicación a Jehová (1 Corintios 10:11).
10:1, 2, 12. Tenemos que adorar a Dios con un corazón libre de hipocresía. Cuando ‘sembramos semilla para nosotros en justicia, segamos de acuerdo con bondad amorosa’.
10:5. Bet-aven (que significa “Casa de Nocividad”) fue un término despectivo para Betel (que quiere decir “Casa de Dios”). Cuando el ídolo en forma de becerro de Bet-aven fue llevado al destierro, la gente de Samaria lloró la pérdida del objeto de su devoción. ¡Qué absurdo es confiar en un ídolo inerte, que ni siquiera puede protegerse a sí mismo! (Salmo 135:15-18; Jeremías 10:3-5.)
11:1-4. Jehová siempre trata con amor a su pueblo; por lo tanto, la sumisión a él nunca es opresiva.
11:8-11; 13:14. La palabra de Jehová sobre la restauración de su pueblo a la adoración verdadera ‘no volvió a él sin resultados’ (Isaías 55:11). En el año 537 antes de nuestra era finalizó el destierro en Babilonia y un resto volvió a Jerusalén (Esdras 2:1; 3:1-3). Todo cuanto Jehová ha hablado a través de sus profetas se cumplirá sin falta.
12:6. Debemos tomar la firme determinación de manifestar bondad amorosa, obrar con justicia y confiar siempre en Jehová.
13:6. Los israelitas ‘llegaron a estar satisfechos y su corazón empezó a ensalzarse. Por eso olvidaron a Jehová’. Evitemos toda tendencia al ensalzamiento personal.

g72 22/12 pág. 4 ¿Somos muy humanos para sobrevivir?
Bueno, ¿es el hombre “demasiado humano” para sobrevivir? ¿Cómo podría eso ser cierto puesto que el hombre fue creado ‘a la imagen de Dios y según la semejanza de Dios’? El primer hombre tenía en potencia la habilidad de vivir para siempre, y eso en condiciones paradisíacas, puesto que solo moriría si desobedecía a su Dios. Así es que el hombre tenía en potencia la habilidad —mental, física, emocional y moral— de vivir para siempre.—Gén. 1:26, 27; 2:16, 17.
Entonces ¿por qué está el mundo en tal enredo? ¿Por qué parece que la extinción amenaza a la humanidad? Hay dos razones básicas, y están estrechamente relacionadas. Una es que el hombre desobedeció a Dios y decidió dirigir su propio camino. Sin embargo él no tenía ni el derecho ni la habilidad para hacerlo. (Jer. 10:23) Sucedió tal como leemos: “El Dios verdadero hizo a la humanidad recta, pero ellos mismos han buscado muchos planes.” (Ecl. 7:29) Debido a ir en contra de la expresa voluntad de su Creador y Diseñador, el hombre por fuerza se vería en dificultades, así como también se vería cualquiera que tratara de usar una maquinaria complicada de manera contraria a las instrucciones del fabricante.—Ose. 8:7.

w96 15/4 pág. 11 párr. 3 Por qué terminará la religión mundana
3. ¿Por qué está enjuiciando Dios a la religión?
3 Desde la óptica de Dios, el apoyo que las masas den a la religión no cambia para nada un hecho ineludible: toda religión está siendo enjuiciada por Dios. Según se evidencia en su historia, Babilonia la Grande merece ser condenada, pues “sus pecados se han amontonado hasta llegar al cielo, y Dios ha recordado sus actos de injusticia”. (Revelación 18:5.) Oseas escribió en lenguaje profético: “Porque es viento lo que siguen sembrando, y un viento de tempestad es lo que segarán”. Por todo el mundo, el conjunto de las religiones falsas de Satanás pagará la pena máxima por haber traicionado a Dios, Su amor, Su nombre y Su Hijo. (Oseas 8:7; Gálatas 6:7; 1 Juan 2:22, 23.)

jd cap. 5 págs. 59-60 párr. 7 “Busquen a Jehová” adorándolo como él desea
7. a) ¿Cómo es posible que los israelitas cayeran tan fácilmente en la desobediencia? b) ¿De qué maneras podría el cristiano “empez[ar] a olvidar a su Hacedor”?
7 Quizás nos preguntemos: “¿Cómo es posible que los israelitas cayeran tan fácilmente en la desobediencia?”. Oseas describió así el proceso: “Israel empezó a olvidar a su Hacedor” (Oseas 8:14). La expresión “empezó a olvidar” transmite con exactitud el sentido de la forma verbal hebrea utilizada en el texto original. Es obvio que no sufrieron un ataque de amnesia que les borrara a Jehová de la memoria. Más bien, de forma gradual fueron perdiendo de vista la importancia de adorarlo como él quería. ¿Qué hay del cristiano de nuestros días? ¿No es cierto que podría caer en esa misma trampa? Por ejemplo, pensemos en el esposo que se preocupa por mantener a su familia (1 Timoteo 5:8). Como es lógico, se toma en serio su trabajo. Sin embargo, pudieran surgirle problemas, y quizás crea que tenga que faltar a algunas reuniones cristianas por cuestiones laborales. Cada vez le duele menos perdérselas y se va acostumbrando a hacerlo con más frecuencia. Poco a poco se debilita su relación con Dios. Sin darse cuenta, ya ha “empez[ado] a olvidar a su Hacedor”. Lo mismo podría ocurrirle a quien tenga padres u otros familiares no creyentes si no decide sabiamente cuánto tiempo les dedicará y cuándo lo hará (Éxodo 20:12; Mateo 10:37). Además, ¿verdad que podría suceder igual si uno no decidiera bien cuánto tiempo y atención va a dedicar a viajes, aficiones y otras diversiones?

cl cap. 26 págs. 266-267 párrs. 16-17 Un Dios “listo para perdonar”
16, 17. ¿Qué significa la afirmación bíblica de que Jehová olvida nuestros pecados, y por qué respondemos de este modo?
16 Jehová hizo esta promesa referente a los partícipes del nuevo pacto: “Perdonaré su error, y no me acordaré más de su pecado” (Jeremías 31:34). ¿Quiere decir esto que cuando él dispensa las faltas, las borra de su memoria? No, porque las Escrituras refieren los errores de muchas personas a quienes perdonó, como David (2 Samuel 11:1-17; 12:13). Es obvio que Dios sigue teniendo conciencia de ellos, y para beneficio nuestro, los ha dejado por escrito en su Palabra, señalando además que el arrepentido obtuvo la remisión de sus pecados (Romanos 15:4). Entonces, ¿qué significa la afirmación bíblica de que Jehová no se ‘acuerda’ de lo que perdonó?
17 El verbo hebreo traducido “me acordaré” supone más que traer a la memoria el pasado. Como menciona la obra Theological Wordbook of the Old Testament, “conlleva además la idea de tomar la acción pertinente”. De modo que “acordarse” del pecado implica en esta acepción adoptar medidas contra los transgresores (Oseas 9:9). Por consiguiente, al decir Dios: “No me acordaré más de su pecado”, nos garantiza que cuando perdone sus faltas al arrepentido, no tomará luego represalias (Ezequiel 18:21, 22). Jehová olvida en el sentido de que no saca a colación en repetidas ocasiones el mismo error para acusarnos o castigarnos una y otra vez. ¿Verdad que es reconfortante saber que él perdona y olvida?

w97 1/12 pág. 13 párr. 13 Jehová, un Dios que está “listo para perdonar”
13. a) ¿Qué implica el significado del verbo hebreo que se traduce “me acordaré”? b) Cuando Jehová dice: “No me acordaré más de su pecado”, ¿qué nos asegura?
13 El verbo hebreo que se traduce “me acordaré” implica más que solo recordar el pasado. Según la obra Theological Wordbook of the Old Testament (Diccionario Teológico del Antiguo Testamento), “implica también tomar medidas apropiadas”. De modo que en este sentido, ‘acordarse’ del pecado incluye tomar medidas contra los pecadores. Cuando el profeta Oseas dijo con respecto a los israelitas desobedientes: “Él [Jehová] recordará el error de ellos”, el profeta quiso decir que Jehová actuaría contra ellos por no haberse arrepentido. Por ello, el resto del versículo añade: “Dará atención a sus pecados”. (Oseas 9:9.) Por otra parte, cuando Jehová dice: “No me acordaré más de su pecado”, nos asegura que después de perdonar al pecador arrepentido, no tomará medidas contra él por sus pecados en ningún tiempo futuro. (Ezequiel 18:21, 22.) De modo que él olvida en el sentido de que no nos recuerda repetidamente nuestros pecados con el fin de acusarnos o castigarnos una y otra vez. Así Jehová nos da un espléndido ejemplo que debemos imitar en nuestras relaciones interpersonales. Cuando surgen desacuerdos, es mejor no sacar a relucir las ofensas pasadas que en su tiempo estuvimos dispuestos a perdonar.

w89 1/3 pág. 14 Jehová nuestro Dios es misericordioso
Oseas 9:10.—Los israelitas ‘se dedicaron a la cosa vergonzosa’ cuando se adhirieron al Baal de Peor en las llanuras de Moab. (Números 25:1-5.) Oseas usó un verbo hebreo que significa “retirarse a; mantenerse separados para”. Los israelitas estaban dedicados a Dios, pero se separaron para Baal de Peor. Quizás se haya mencionado ese incidente porque la adoración de Baal fue uno de los pecados principales del reino de diez tribus. (Oseas 2:8, 13.) Escuchemos esta advertencia y nunca violemos nuestra dedicación a Jehová. (1 Corintios 10:8, 11.)

g75 8/11 págs. 27-28 El prestar juramentos
Los cristianos que reflexionan pesan el asunto a la luz de los principios bíblicos antes de prestar un juramento. Al hacerlo, hallan que algunos juramentos no son aceptables según las Escrituras. Por ejemplo, en los días del Tercer Reich, se requería que cada soldado alemán prestara este juramento: “Juro por Dios esta declaración sagrada de que prestaré obediencia incondicional al Führer del pueblo y Reich alemán, Adolfo Hitler, el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, y que como soldado valiente estaré preparado en todo tiempo a arriesgar mi vida por este juramento.” Una persona dedicada al Dios Todopoderoso no puede sujetarse incondicionalmente a un hombre pecador, porque Jehová exige “devoción exclusiva.” (Deu. 5:9) Además, ¿sería correcto el que un cristiano verdadero, de quien Jesús dijo que no sería “parte del mundo,” se envolviera en las controversias del mundo? (Juan 15:19; Sant. 1:27; Isa. 2:4) Por lo tanto, a pesar de la severa persecución, los fieles testigos cristianos de Jehová en Alemania rehusaban prestar juramentos que los sujetaran a Adolfo Hitler.
Un cristiano verdadero, entonces, no prestaría juramento a algo que lo implicara en las controversias del mundo o que lo sometiera indisputablemente a la voluntad de otro hombre. Pero, ¿qué se puede decir si una nación requiere que presten un juramento de esa índole los que desean hacerse ciudadanos? ¿Podría una persona dedicada a Dios prestar un juramento de esa clase con reservas mentales, razonando que el sexo, la edad u otros factores harían improbable que jamás se requiriera lo que se estaba jurando? El individuo tiene que decidir, pero no sería cristiano el hacer un juramento falso de ninguna clase, aun si el rehusar hacerlo resultara en que se le negaran los derechos de la ciudadanía.—Efe. 4:25; compare con Oseas 10:1, 4.

w96 15/3 pág. 23 Jehová, amador de la justicia y el derecho
Mientras esperamos el justo nuevo mundo de Dios, tenemos que ‘buscar la justicia’ a fin de contar con el favor divino. (Sofonías 2:3; 2 Pedro 3:13.) Esta idea se expresa bellamente en Oseas 10:12: “Siembren semilla para ustedes en justicia; sieguen de acuerdo con bondad amorosa. Labren para ustedes tierra cultivable, cuando hay tiempo para buscar a Jehová, hasta que él venga y les dé instrucción en justicia”.
En nuestra vida cotidiana tenemos muchas oportunidades de ‘sembrar semillas en justicia’, tal como lo ilustró Jesús en la parábola del buen samaritano. Jehová se asegurará de que ‘seguemos de acuerdo con bondad amorosa’. Si continuamos andando en la “senda de la justicia”, seguiremos recibiendo instrucción en justicia bajo el Reino. (Isaías 40:14.) Con el tiempo sin duda comprenderemos de manera más plena que Jehová es amador de la justicia y el derecho. (Salmo 33:4, 5.)

w98 1/8 págs. 14-15 párr. 13 Imitemos a Jehová actuando con justicia y conforme a derecho
13. ¿Por qué se siente el justo obligado a predicar las buenas nuevas del Reino?
13 En tercer lugar, exhibimos la justicia divina cuando participamos en la predicación con diligencia. “No retengas el bien de aquellos a quienes se les debe, cuando sucede que está en el poder de tu mano hacerlo”, nos aconseja Jehová (Proverbios 3:27). No sería justo reservarnos para nosotros el conocimiento vivificante que Dios tan generosamente nos ha proporcionado. Es cierto que muchas personas rechazan el mensaje, pero mientras Dios les tenga misericordia, debemos estar dispuestos a darles la oportunidad de ‘alcanzar el arrepentimiento’ (2 Pedro 3:9). Y, al igual que Jesús, nos alegramos mucho cuando ayudamos a alguien a volverse a la justicia (Lucas 15:7). Ahora es el tiempo favorable para ‘sembrar la semilla en justicia’ (Oseas 10:12).

jd cap. 11 págs. 142-143 párr. 7 ¿Deseamos como Jehová que la gente se salve?
7. a) ¿Por qué es tan necesario dar testimonio? b) ¿Cómo nos ayuda a soportar la apatía pensar en la actitud de Jehová?
7 Cada vez que damos testimonio de la verdad bíblica —sea en las puertas, en la escuela, en el trabajo o en cualquier otro lugar—, ofrecemos ayuda a alguien que necesita con urgencia la misericordia y el perdón de Dios (Oseas 11:3, 4). Es cierto que encontraremos indiferencia y apatía. Pero al no dejar que esas actitudes nos desanimen, imitamos a nuestro misericordioso Dios, quien mediante Zacarías rogó a su pueblo descarriado: “Vuélvanse, por favor, de sus malos caminos y de sus malos tratos” (Zacarías 1:4). Ninguno de nosotros sabemos cuántas personas más responderán cuando les hablemos de la misericordia de Dios y les indiquemos el camino de la vida. Nuevamente, no debemos olvidar que predicamos porque Jehová quiere que la gente se salve, y porque nosotros también lo queremos.

km 8/84 pág. 2 párr. 5 Imitemos a nuestro Pastor Amoroso
5 Cuando enseñamos a otras personas, tenemos la responsabilidad de hacerlo de manera bondadosa y, sin embargo, provechosa, siguiendo así el ejemplo de Jehová (Ose. 11:4). El apóstol Pablo manifestaba cariño genuino por los nuevos mediante instruirlos en la obra de casa en casa, y laboraba incansablemente a favor de ellos (Hech. 20:20, 21, 24). Como Pablo, cada uno de nosotros debe sentir la responsabilidad de ayudar amorosamente a aquellas personas que están comenzando a asociarse con nosotros. Que nuestro tierno cariño por todas las personas que Jehová ha encomendado a nuestro cuidado nos mueva a compartir con ellas “no solo las buenas nuevas de Dios, sino también nuestras propias almas” a medida que imitamos a nuestro Pastor Amoroso. (1 Tes. 2:8.)

jd cap. 9 págs. 115-116 párr. 10 Tratemos a los demás como Dios quiere
10. ¿Qué dijeron los profetas sobre cierta conducta habitual en los antiguos reinos de Israel y Judá?
10 Los profetas sabían que, a veces, hasta algunos hombres y mujeres dedicados a Jehová pasan por alto sus mandamientos. Así ocurría en tiempos de Oseas, profeta que expresó lo indignado que estaba Jehová con algunos de sus contemporáneos: “¡Despojo violento para ellos, porque han transgredido contra mí! Y yo mismo procedí a redimirlos, pero ellos mismos han hablado mentiras hasta contra mí”. Además de difamar a Jehová clara e innegablemente, algunos incurrían en otros pecados, como “la pronunciación de maldiciones y [la] práctica de engaño”, quizás distorsionando los hechos para inducir a error a su prójimo (Oseas 4:1, 2; 7:1-3, 13; 10:4; 12:1). Oseas escribió lo anterior en Samaria, el reino del norte. Pero ¿iban mejor las cosas en Judá? Miqueas responde: “Sus propios ricos se han llenado de violencia, y sus propios habitantes han hablado falsedad, y su lengua es mañosa en su boca” (Miqueas 6:12). Conviene recordar que aquellos profetas condenaron tanto la “práctica de engaño” como la “lengua [...] mañosa”. Por esta razón, hasta el cristiano —que jamás contaría mentiras intencionadas— debe preguntarse: “¿Recurro a veces al engaño o a la lengua ‘mañosa’? ¿Cómo quiere Dios que me comporte al comunicarme con los demás?”.

es12 pág. 121
Por favor, complácete en las ofrendas voluntarias de mi boca, oh Jehová (Sal. 119:108).
Al trabajar con celo en el ministerio, damos prueba de que amamos a Dios y anhelamos su aprobación. Pensemos en la exhortación que dirigió Oseas a los israelitas que habían perdido el favor divino por practicar la religión falsa (Ose. 13:1-3). El profeta los invitó a rogarle a Jehová: “Dígnate perdonar el error; y acepta lo que es bueno, y ciertamente ofreceremos en cambio los toros jóvenes de nuestros labios” (Ose. 14:1, 2). ¿Qué simbolizan “los toros jóvenes de nuestros labios”? Dado que el toro era el animal más valioso que podía sacrificar un israelita, esta expresión se refiere a las palabras sinceras y bien meditadas con las que se alaba al Dios verdadero. ¿Cómo respondía Jehová a quienes le hacían tales dádivas? Él mismo dio la respuesta: “Los amaré de mi propio albedrío” (Ose. 14:4). Como vemos, por su propio deseo y voluntad, Dios brindaba su perdón, su aprobación y su amistad a quienes le hacían dichos sacrificios de alabanza. Los verdaderos siervos de Dios siempre se han distinguido por alabarlo públicamente. w11 15/2 2:14-16

w11 15/2 pág. 16 párrs. 14-15 La aprobación de Dios nos conduce a la vida eterna
14, 15. ¿Qué tipo de sacrificios animó a ofrecer Oseas, y cómo los recibía Jehová?
14 Al trabajar con celo en el ministerio, damos prueba de que amamos a Dios y anhelamos su aprobación. Pensemos en la exhortación que dirigió Oseas a los israelitas que habían perdido el favor divino por practicar la religión falsa (Ose. 13:1-3). El profeta los invitó a rogarle a Jehová: “Dígnate perdonar el error; y acepta lo que es bueno, y ciertamente ofreceremos en cambio los toros jóvenes de nuestros labios” (Ose. 14:1, 2).
15 ¿Qué simbolizan “los toros jóvenes de nuestros labios”? Dado que el toro era el animal más valioso que podía sacrificar un israelita, esta expresión se refiere a las palabras sinceras y bien meditadas con las que se alaba al Dios verdadero. ¿Cómo respondía Jehová a quienes le hacían tales dádivas? Él mismo dio la respuesta: “Los amaré de mi propio albedrío” (Ose. 14:4). Como vemos, por su propio deseo y voluntad, Dios brindaba su perdón, su aprobación y su amistad a quienes le hacían dichos sacrificios de alabanza.

kl cap. 9 pág. 84 párr. 13 ¿Qué les sucede a nuestros difuntos?
13. ¿Con qué poder ha facultado Dios a Jesús, y cómo demostró él dicho poder?
13 Jehová Dios ha facultado a Jesucristo para que redima a la humanidad. (Oseas 13:14.) Por consiguiente, tras las palabras de Marta, Jesús dijo: “Yo soy la resurrección y la vida. El que ejerce fe en mí, aunque muera, llegará a vivir”. (Juan 11:25.) Luego fue a la tumba de Lázaro, que llevaba muerto cuatro días, y lo resucitó, demostrando así el poder que Dios le había concedido. (Juan 11:38-44.) Imagínese la alegría de los que presenciaron esta resurrección o cualquier otra de las que ejecutó Jesucristo. (Marcos 5:35-42; Lucas 7:12-16.)

w89 1/3 pág. 14 Jehová nuestro Dios es misericordioso
Oseas 13:14.—Jehová no perdonaría a los israelitas desobedientes rescatándolos del poder del Seol ni recobrándolos de la muerte en aquel tiempo. No mostraría compasión, porque no merecían misericordia. Pero el apóstol Pablo mostró que con el tiempo Dios se tragaría la muerte para siempre y anularía la victoria de esta. Jehová demostró su poder para hacer esto cuando levantó de la muerte y del Seol a Jesucristo, y dio así una garantía de que bajo el Reino en poder su Hijo resucitará a los que estén en la memoria de Dios. (Juan 5:28, 29.)

jd cap. 10 págs. 131-132 párrs. 14-15 Esforcémonos para que nuestra familia honre a Dios
14, 15. a) En vista de lo que dice Malaquías 4:1, ¿por qué debemos tomar muy en serio la responsabilidad de educar a los hijos? b) ¿Cómo podemos ayudar a nuestros hijos a conocer a Jehová?
14 Los libros de los doce profetas nos enseñan cómo trató Jehová a los israelitas, y de este modo nos ofrecen más lecciones para la vida familiar. En particular, contienen indicaciones sobre cómo educar a los hijos. Decir que hoy en día no es fácil criarlos es quedarse corto. Sin duda, es una responsabilidad que los padres deben tomar muy en serio. Por ejemplo, fijémonos en las siguientes palabras: “El día que viene ciertamente los devorará [a los malvados] —ha dicho Jehová de los ejércitos—, de modo que no les dejará raíz ni rama” (Malaquías 4:1). En ese día de ajuste de cuentas, los niños pequeños (las ramas) recibirán un trato justo que dependerá de la evaluación que haga Jehová de sus padres (las raíces), quienes son responsables por ellos (Isaías 37:31). Así es: la vida que llevan los padres pudiera determinar el futuro de tales hijos, sea para bien o para mal (Oseas 13:16). Padres, si ustedes (las raíces) no tienen una buena relación con Jehová, ¿qué les ocurrirá a sus niños (las ramas) en el día de la furia divina? (Sofonías 1:14-18; Efesios 6:4; Filipenses 2:12.) Por el contrario, si se esfuerzan con lealtad por tener la aprobación de Dios, sus hijos podrán resultar beneficiados (1 Corintios 7:14).
15 Después de citar la profecía de Joel sobre la necesidad de invocar el nombre de Jehová, el apóstol Pablo escribió: “¿Cómo invocarán a aquel en quien no han puesto fe? ¿Cómo, a su vez, pondrán fe en aquel de quien no han oído?” (Romanos 10:14-17; Joel 2:32). Aunque Pablo hablaba de nuestro ministerio público, podemos aplicar el mismo principio a la enseñanza de los hijos. ¿Cómo van a poner fe en Jehová si antes no oyen hablar de él? Por eso, padres, ¿dedican suficiente tiempo todos los días a enseñarles lo bueno que es Jehová, así como a ayudarles a quererlo con todo su corazón y apreciar la dirección que nos brinda? Si siempre oyen hablar de Jehová en la casa, es muy probable que progresen espiritualmente (Deuteronomio 6:7-9).

w82 1/1 págs. 27-28 párr. 11 Sirviendo a Jehová “hombro a hombro”
11. (a) ¿Qué “lenguaje puro” se oye hoy día? (b) ¿Cuán extensamente se habla este “lenguaje”? (c) ¿Cómo ‘invocan el nombre de Jehová’ los que hablan este “lenguaje,” y con qué resultado?
11 Entonces, ¿qué significa este cambio a “un lenguaje puro”? Es el volverse al mensaje de la verdad, las refrescantes “buenas nuevas,” el “modelo de sanas palabras,” que alaban a Jehová y sus justos propósitos por medio de Cristo Jesús. (2 Timoteo 1:13) Este “lenguaje puro” los unifica. También da testimonio de que, en el año trascendental de 1914, “el reino del mundo sí llegó a ser el reino de nuestro Señor y de su Cristo, y él gobernará como rey para siempre jamás.” (Revelación 11:15) Con este mensaje en sus labios, alrededor del mundo cristianos verdaderos ‘invocan el nombre de Jehová’ en dedicación a El y armoniosamente le rinden “servicio sagrado.” Son el único pueblo verdaderamente unido de la Tierra, y van a los hogares de las personas, y anuncian las “buenas nuevas” del reino establecido de Jehová. De este modo sirven a Jehová “hombro a hombro.” (Mateo 24:14; Romanos 12:1) ¿Es usted uno de los que así se ha separado del mundo, para servir a Dios celosamente por medio de dedicarse a El? Es por medio de trabajar así, junto con el pueblo organizado de Jehová, como usted “escapará salvo.”—Joel 2:32; vea también Oseas 14:1, 2; Hebreos 13:15.

km 11/87 pág. 4 párr. 7 Presentando las buenas nuevas... al tratar con expresiones que pudieran detener la conversación
7 Los comentarios de apertura en la página 15 del libro Razonamiento nos recuerdan que el mensaje del Reino es emocionante y fortalecedor de la fe. Tiene el poder para transformar la vida de los que escuchan. Reconociendo estos hechos, cada proclamador del Reino querrá dar un mejor sacrificio, “los toros jóvenes de nuestros labios”, al participar en la obra de testificar. (Ose. 14:2.) No permita que las expresiones que pudieran detener la conversación disminuyan la calidad de su servicio ni empañen su gozo. Haga buen uso del libro Razonamiento a medida que presenta las buenas nuevas.

km 10/91 pág. 1 párr. 6 Parte 4: Organizados para efectuar eficazmente nuestro ministerio
6 El participar plenamente en “la obra santa de las buenas nuevas” en estos últimos días es un privilegio que encierra bendiciones. (Rom. 15:16.) Debemos esforzarnos por efectuar nuestro ministerio por medio de dar el mejor testimonio posible, “el fruto de labios”. (Heb. 13:15; compárese con Oseas 14:2.) Para lograr esto, apartemos tiempo para participar regularmente en el servicio del campo y establezcámonos metas razonables que nos permitan efectuar nuestro ministerio para alabanza de Jehová.
jd cap. 14 págs. 182-183 párr. 9 “Una bendición hasta que no haya más carencia”
9. ¿Qué tipo de ofrendas y diezmos podemos entregar a Jehová?
9 ¿De qué manera se entregan “las décimas partes” a Jehová? Sabemos que ya no estamos obligados a presentarle ofrendas y diezmos literales, como ordenaba la Ley; más bien, tenemos que ofrecerle sacrificios espirituales. Como vimos en el capítulo anterior, el apóstol Pablo indicó que nuestra obra de dar testimonio es una de tales ofrendas (Oseas 14:2). Y también mencionó otro tipo de sacrificio: “No olviden el hacer bien y el compartir cosas [materiales] con otros, porque dichos sacrificios le son de mucho agrado a Dios” (Hebreos 13:15, 16). Por lo tanto, es obvio que “las décimas partes” mencionadas en Malaquías 3:10 representan ofrendas tanto espirituales como materiales. Si bien es cierto que los cristianos bautizados estamos dedicados a Jehová por entero, también es verdad que le ofrecemos diezmos, o sea, la porción de nuestros bienes que podemos entregarle a él o usar en su obra. Entre tales bienes figuran el tiempo, las energías, los recursos y las contribuciones materiales que podemos aportar para el servicio de Jehová.

jd cap. 13 págs. 167-168 párr. 5 “Proclamen esto entre las naciones”
5. a) ¿Qué privilegio tenemos todos los cristianos? b) ¿Qué significa ofrecer “los toros jóvenes de nuestros labios”, y por qué es un honor hacerlo?
5 ¿Y qué puede decirse sobre los miembros de la “gran muchedumbre” de “otras ovejas”? Ellos no han sido engendrados por el espíritu santo para ser hijos de Dios. No obstante, les dicen a los seguidores ungidos de Jesucristo: “Iremos con ustedes, porque hemos oído que Dios está con ustedes” (Revelación [Apocalipsis] 7:9; Juan 10:16; Zacarías 8:23). Prescindiendo de que nuestra esperanza sea vivir eternamente en el cielo o en la Tierra, todos tenemos el privilegio de ofrecer “los toros jóvenes de nuestros labios” (Oseas 14:2). ¿Qué quiere decir esa expresión de Oseas? “Los novillos [...] eran los mejores animales para las ofrendas de acción de gracias”, señala el biblista C. F. Keil. El apóstol Pablo aludió a Oseas 14:2 al escribir: “Ofrezcamos siempre a Dios sacrificio de alabanza, es decir, el fruto de labios que hacen declaración pública de su nombre” (Hebreos 13:15). Como vemos, la expresión “los toros jóvenes de nuestros labios” se refiere al mejor uso que pueden recibir los labios: pronunciar palabras de alabanza a Jehová.

jd cap. 11 pág. 150 párr. 20 ¿Deseamos como Jehová que la gente se salve?
20. ¿Cómo puede beneficiarse el joven “huérfano” de la ayuda de un “tutor” espiritual de la congregación?
20 El interés de Sofonías por aquel joven rey ilustra cuánto se preocupa Jehová por los jóvenes vulnerables y necesitados, como los hijos de los expulsados. Oseas señaló que “a un huérfano de padre [Dios le] muestra misericordia” (Oseas 14:3). ¿Conoce usted a algún “huérfano” (o “huérfana”) que necesite ayuda espiritual o de orden práctico? Tal vez sean huérfanos espirituales, como los jóvenes que viven con solo uno de sus padres o los que sirven a Jehová sin el respaldo de su familia. Muy a menudo, su apego a la congregación y su crecimiento en la verdad se verán influidos por la presencia o ausencia de algún “tutor” espiritual. Más de un “huérfano” de este tipo es ahora un adulto espiritual porque se benefició en su día del interés amoroso de algunos cristianos maduros de la congregación (Salmo 82:3)
.
jd cap. 11 pág. 148 párr. 16 ¿Deseamos como Jehová que la gente se salve?
16. ¿Cómo debemos reaccionar si alguien es readmitido en la congregación?
16 Dios desea que la gente se salve. Por eso se alegra cuando se arrepiente un pecador o cuando recupera el celo un siervo suyo que ha caído en la inactividad (Lucas 5:32). En el caso del corintio que ya hemos mencionado, Pablo exhortó a la congregación a perdonarlo, animarlo y expresarle su cariño más sincero: “Esta reprensión dada por la mayoría es suficiente para tal hombre, de modo que [...] deben perdonarlo bondadosamente y consolarlo, para que de un modo u otro tal hombre no sea tragado por hallarse demasiado triste. Por lo tanto, los exhorto a que confirmen su amor para con él” (2 Corintios 2:6-8). Recordemos que, como indicó Oseas, Jehová dijo lo siguiente acerca de los pecadores arrepentidos: “Sanaré la infidelidad de ellos. Los amaré de mi propio albedrío” (Oseas 14:4). ¿Imitaremos nosotros a Jehová y nos sentiremos felices de contribuir a que los enfermos espirituales se sanen y retomen el camino a la vida eterna?

jd cap. 7 págs. 87-88 párr. 11 Sirvamos a Jehová de acuerdo con sus elevadas normas
11. ¿Por qué queremos obedecer los mandamientos de Dios?
11 Oseas 14:9 también destaca las ventajas de seguir el camino de la justicia. Sin duda, cumplir los preceptos divinos nos ofrece muchos beneficios. Dado que Jehová es el Creador, sabe cómo estamos hechos y solo nos pide que hagamos lo que contribuye a nuestro bien. Podríamos ilustrar el conocimiento que tiene Dios acerca de nosotros con lo que sabe el fabricante acerca del automóvil que produce. En efecto, conoce a la perfección su diseño y estructura. Además, tiene presente que hay que darle mantenimiento y por ello hace recomendaciones, como cambiar el aceite cada cierto tiempo. ¿Qué ocurre si pasamos por alto esa indicación, razonando que el vehículo va bien? El motor se deteriora prematuramente y termina averiado. Pues bien, igual sucede con los seres humanos. Somos nosotros los que nos beneficiamos al guardar las disposiciones del Creador (Isaías 48:17, 18). Por eso, si comprendemos los beneficios innegables que recibimos, tendremos una razón más para satisfacer las normas de Dios, sí, para obedecer sus mandamientos (Salmo 112:1).

w94 15/9 pág. 18 párrs. 10-11 Tomen por modelo a los profetas de Dios
10, 11. a) ¿Qué indica que el profeta Oseas tenía una actitud positiva? b) ¿Cómo podemos mantener una actitud positiva cuando hablamos con la gente en nuestro territorio?
10 Era preciso que los profetas tuvieran una actitud positiva mientras declaraban tanto los mensajes de juicio como las profecías que reflejaban el interés amoroso de Dios por los fieles que aún quedaban en Israel. Así fue en el caso de Oseas, profeta durante por lo menos cincuenta y nueve años. Con una actitud positiva, siguió declarando los mensajes de Jehová y concluyó su libro profético con estas palabras: “¿Quién es sabio, para que entienda estas cosas? ¿Discreto, para que las sepa? Porque los caminos de Jehová son rectos, y los justos son los que andarán en ellos; pero los transgresores son los que tropezarán en ellos”. (Oseas 14:9.) Mientras Jehová nos permita dar testimonio, tengamos una actitud positiva y sigamos buscando a los que acepten con sabiduría la bondad inmerecida de Dios.
11 Tenemos que perseverar y ver los asuntos de manera positiva para ‘buscar a los merecedores’. (Mateo 10:11.) Por ejemplo, si perdemos nuestras llaves, retrocedemos y las buscamos en los lugares donde hemos estado. Quizás tengamos que hacerlo varias veces para encontrarlas. Perseveremos de la misma manera en buscar a las personas mansas como ovejas. Qué gozo sentimos cuando aceptan las buenas nuevas en territorios que se trabajan con frecuencia. Y cuánto nos regocija que Jehová esté bendiciendo nuestra obra en países donde antes las restricciones limitaban nuestro ministerio público. (Gálatas 6:10.)
====================================
Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático

1. ¿Que represento el altar que Ezequiel  contemplo en la visión? (Ezeq. 43:13-20.)  [10 de sept., w07 1/8 pág. 10 parr. 4.]  Representó el propósito de Dios de rescatar a la humanidad mediante el sacrificio de Jesucristo. Gracias a dicho sacrificio es posible que los ungidos sean declarados justos y que la “gran muchedumbre” tenga una condición limpia ante Dios.

2. ¿Que simbolizan las aguas del rio que Ezequiel contempla en visión? (Ezeq. 47:1-5.)  [17 de sept., w07 1/8 pág. 11 parr. 2.]   Simbolizan los medios que Jehová ha dispuesto para que obtengamos vida. Estas aguas incluyen el sacrificio redentor de Jesucristo y el conocimiento de Dios que se halla en la Biblia.

3. ¿Que indican sobre la educación espiritual que Daniel recibió de niño las palabras "se resolvió en su corazón"? (Dan. 1:8.)  [24 de sept., dp págs. 33, 34 párrs. 7-9; pág. 36 parr. 16.]  Fueran buenos de apariencia y tuvieran perspicacia en toda sabiduría y estuvieran familiarizados con el conocimiento, y tuvieran discernimiento de lo que se sabe, en los cuales también hubiera facultad de estar de pie en el palacio del rey”.  Las palabras “se resolvió en su corazón” indican que la educación que Daniel recibió de sus padres y de otras personas en su tierra natal le había llegado al corazón. Estos ejemplos subrayan la importancia de educar a nuestros hijos aun cuando parezcan demasiado pequeños para entender.

4. ¿Que simbolizo el inmenso árbol del sueño de Nabucodonosor? (Dan.  4: 10, 11, 20-22.) [1 de oct., w07  1/9 pág. 18 parr.  5.] En primer término, el árbol representó a Nabucodonosor en su posición de monarca de una potencia mundial. Sin embargo, como la gobernación se extendía “hasta la extremidad de la tierra”, ese árbol tiene que simbolizar algo mucho mayor.

5. ¿Que nos enseña Daniel 9:17-19 sobre la oración? [8 de oct., w07 1/9 pág. 20 párrs. 5, 6.]  Cuando oramos para que venga el nuevo mundo de Dios, donde “la justicia habrá de morar”, ¿cuál debería ser nuestra principal motivación? ¿El deseo de que desaparezcan nuestros sufrimientos y dificultades, o más bien, la santificación del nombre de Dios y la vindicación de su soberanía?

6. ¿Que pacto se mantuvo "en vigor para los muchos" hasta el final de la semana de años numero 70, es decir, hasta el año 36 de nuestra era? (Dan. 9: 27.)  [8 de oct., w07 1/9 pág. 20 parr. 4.]  No es el pacto de la Ley, ya que este se abolió con la muerte de Jesús en el año 33. Se trata del pacto abrahámico, que se mantuvo en vigor para el Israel natural hasta el año 36, pues Jehová siguió otorgando a los judíos un trato preferencial hasta ese año por ser descendientes de Abrahán. Dicho pacto sigue vigente para “el Israel de Dios”.

7. ¿Que aprendemos del relato de cuando un ángel le dijo a Daniel que "el príncipe de la región real de Persia" estuvo plantado en oposición a el? (Dan. 10:13.)  [15 de oct., w11  pág. 8 párrs. 5, 6] Aquel “príncipe” solo podía ser un cómplice del Diablo: era el demonio a cargo del territorio ocupado por el Imperio persa. El ángel de Dios también le explicó a Daniel que en el trayecto de vuelta tendría que volver a enfrentarse a este demonio y a otro más, “el príncipe de Grecia”. Que esos “gobernantes mundiales” son demonios invisibles y se reparten el control del mundo siguiendo las órdenes de su jefe, Satanás.

8. ¿Que profecía bíblica relacionada con Daniel 11:20 se cumplió en Jesús? [15 se oct., dp págs. 232, 233 párrs. 5, 6.]  
El que ‘se puso de pie’ de esa manera resultó ser el primer emperador romano, Octavio, conocido por el nombre de César Augusto. En el año 2 a.E.C., Augusto envió “un exactor” al ordenar un censo, probablemente con el objetivo de determinar la cantidad de habitantes a efectos de tributación y reclutamiento. Ese decreto hizo que, tal como estaba predicho, Jesús naciera en Belén, pues José y María viajaron a esa localidad para empadronarse.  Obviamente, el rey del norte había cambiado de identidad para convertirse en el Imperio romano, en la persona de sus emperadores.

9. Según Oseas 4:11, ¿cual es uno de los peligros de beber demasiado? [22 de oct., w10 1/1 pág. 5.] Así es, bajo los efectos del alcohol pueden empezar a parecernos admisibles —o incluso tentadores— ciertos deseos que solemos reprimir.
Es posible que restemos importancia a hacer lo que está bien, bajemos la guardia en cuestiones de moralidad y acabemos ofendiendo a Dios.

10. ¿Que lección vital deberíamos aprender de Oseas 6:6? [22 de oct., w07 15/9 pág. 16 parr. 8; w05 15/11 pag.24 parr. 11, 12]  
La práctica del pecado indica falta de amor leal a Dios. Ninguna cantidad de sacrificios espirituales puede contrarrestar tal carencia. Que nadie se imagine que los actos de devoción por sí solos agradan a Dios. Jehová no se deleita en que los seres humanos procuren ganarse su favor con meros formalismos en vez de vivir realmente conforme a su Palabra.
=======================================
Reunión de Servicio
Cántico 108
ALABEMOS A JEHOVA POR SU REINO
=============================================
15 min. Beneficios de los grupos para el servicio del campo.” Preguntas y respuestas. Al analizar el recuadro de la página 6, entreviste a alguien que preste su hogar para celebrar las reuniones para el servicio del campo. ¿Qué hace para que su hogar esté listo todas las semanas? ¿Por qué considera un privilegio tener estas reuniones en su hogar?

Beneficios de los grupos para el servicio del campo
1. ¿Qué beneficios del Estudio de Libro de Congregación podemos obtener mediante el grupo para el servicio del campo?
1. ¿Echa de menos algunos aspectos del Estudio de Libro de Congregación? El ambiente en aquellos pequeños grupos era más relajado, idóneo para hacer buenas amistades (Prov. 18:24). El superintendente de estudio de libro estaba al tanto de nuestras circunstancias y nos brindaba la ayuda que necesitábamos (Prov. 27:23; 1 Ped. 5:2, 3). Pues bien, aún podemos obtener estos beneficios mediante el grupo para el servicio del campo.
(Proverbios 18:24) Existen compañeros dispuestos a hacerse pedazos, pero existe un amigo más apegado que un hermano.
(Proverbios 27:23) Debes conocer positivamente la apariencia de tu rebaño. Fija tu corazón en tus hatos;
(1 Pedro 5:2, 3) Pastoreen el rebaño de Dios bajo su custodia, no como obligados, sino de buena gana; tampoco por amor a ganancia falta de honradez, sino con empeño; 3 tampoco como enseñoreándose de los que son la herencia de Dios, sino haciéndose ejemplos del rebaño.

2. ¿Qué puede hacer usted a fin de hacer buenas amistades dentro de su grupo para el servicio del campo?
2. Tome la iniciativa. Los grupos para el servicio del campo tienen por lo general el mismo tamaño que tenían los grupos de estudio de libro. Al servir “lado a lado” con otros hermanos en el ministerio, se forjan fuertes lazos de amistad (Filip. 1:27). ¿Con cuántos hermanos de su grupo ha salido a predicar? ¿Qué tal si ensancha ese círculo y trata de salir con todos? (2 Cor. 6:13.) También podría invitar a alguno de los hermanos del grupo a una comida o a su Noche de Adoración en Familia. En algunas congregaciones, los grupos para el servicio del campo se turnan para invitar al orador visitante a comer. Cuando llega su turno, el grupo se reúne para disfrutar de un buen rato, aun si el conferenciante no puede acompañarlos.
(Filipenses 1:27) Solamente que pórtense de una manera digna de las buenas nuevas acerca del Cristo, a fin de que, sea que yo vaya y los vea, o esté ausente, oiga de las cosas que tienen que ver con ustedes, que están firmes en un mismo espíritu, esforzándose lado a lado con una misma alma por la fe de las buenas nuevas,
(2 Corintios 6:13) Así es que, como recompensa, en cambio —hablo como a hijos—, ustedes, también, ensánchense.

3. ¿De qué maneras podemos recibir ayuda espiritual en los grupos para el servicio del campo?
3. El hecho de que ahora las congregaciones se reúnan solo dos veces a la semana no quiere decir que los publicadores deban recibir menos atención espiritual de los ancianos. La responsabilidad de los superintendentes de grupo es dar a los hermanos ánimo, ayuda personalizada y preparación para el ministerio. Si su superintendente de grupo no ha podido predicar con usted, ¿por qué no pide salir con él? Además, un fin de semana al mes, el superintendente de servicio visita a un grupo distinto. En congregaciones pequeñas tal vez visite cada grupo dos veces al año. ¿Hace usted planes para participar en el ministerio cuando el superintendente de servicio visita a su grupo?

4. a) ¿Cómo deben organizarse las reuniones para el servicio del campo? b) ¿Por qué deberíamos pensar en ofrecer nuestro hogar para celebrar dichas reuniones?
4. Que los grupos se reúnan por separado para predicar los fines de semana ofrece varias ventajas. Primero, contar con diversas ubicaciones con más o menos el mismo horario les facilita a los hermanos llegar a la reunión para el servicio del campo y desplazarse al territorio. También es más sencillo organizar a los publicadores y partir sin demora. Finalmente, el superintendente de grupo puede estar más pendiente de los que están a su cargo. Con todo, dependiendo de las circunstancias, a veces pudiera ser aconsejable fusionar dos o más grupos. Si toda la congregación se reúne para predicar el primer sábado del mes o al terminar el Estudio de La Atalaya, es conveniente que los publicadores se sienten con su grupo y que su superintendente los organice antes de que se haga la oración para salir. (Véase el recuadro “¿Puede ofrecer su hogar?”.)

5. Aunque el Estudio de Libro de Congregación ya no existe, ¿de qué podemos estar seguros?
5. Aunque el Estudio de Libro de Congregación ya no existe, Jehová nos sigue dando todo lo que necesitamos para hacer su voluntad (Heb. 13:20, 21). Él hará que nunca nos falte nada (Sal. 23:1). Los grupos para el servicio del campo abren la puerta a muchas bendiciones. Así que tomemos la iniciativa, recordando que “el que siembra liberalmente, liberalmente también segará” (2 Cor. 9:6).
(Hebreos 13:20, 21) Ahora bien, que el Dios de la paz, que hizo subir de entre los muertos al gran pastor de las ovejas con la sangre de un pacto eterno, a nuestro Señor Jesús, 21 los equipe con toda cosa buena para hacer su voluntad, efectuando en nosotros, mediante Jesucristo, lo que es muy agradable a su vista; a quien sea la gloria para siempre jamás. Amén.
(Salmo 23:1) Jehová es mi Pastor. Nada me faltará.
(2 Corintios 9:6) Mas en cuanto a esto, el que siembra parcamente, parcamente también segará; y el que siembra liberalmente, liberalmente también segará.
¿Puede ofrecer su hogar? Algunas congregaciones tienen que fusionar los grupos para el servicio del campo los fines de semana porque no cuentan con suficientes lugares de reunión. Las reuniones para el servicio del campo forman parte del programa de enseñanza de la congregación, de modo que es un gran privilegio que se celebren en nuestro hogar. ¿Podrí a usted ofrecer su casa? Por muy humilde o sencilla que sea, no se retraiga de hacerlo. Lo que los ancianos tomarán en cuenta es la ubicación y otros factores semejantes a los que debían considerarse al elegir un hogar para celebrar el estudio de libro. Si desea ofrecer su casa, dígaselo a su superintendente de grupo.
===========================
15 min. Cinco claves para conseguir estudiantes.” Preguntas y respuestas. Después de analizar el párrafo 6, pida a quienes hayan ayudado a alguien a progresar a decir qué bendiciones han obtenido.
Cinco claves para conseguir estudiantes
1. ¿Qué debemos hacer si no hemos encontrado a nadie que desee estudiar la Biblia, y por qué?
1. ¿Se le hace difícil hallar a alguien que desee estudiar la Biblia? No se dé por vencido, siga buscando. Jehová bendice a quienes persisten en hacer su voluntad (Gál. 6:9). A continuación, ofrecemos cinco sugerencias que de seguro le ayudarán.
(Gálatas 6:9) Así es que no desistamos de hacer lo que es excelente, porque al debido tiempo segaremos si no nos cansamos.

2. ¿Cómo podemos valernos del método directo para iniciar estudios?
2. Use el método directo. Muchos saben que ofrecemos las revistas La Atalaya y ¡Despertad!, pero desconocen que también damos cursos bíblicos. La próxima vez que salga de casa en casa, ¿por qué no ofrece directamente un curso de la Biblia? Ofrézcaselo también a las personas que suele visitar. Si le dicen que no, puede seguir llevándoles publicaciones y cultivando su interés. Un hermano llevaba años dejándole las revistas a cierta pareja. Un día fue a entregarles las más recientes y, tras despedirse, se le ocurrió preguntarles: “¿Les gustaría estudiar la Biblia?”. Para su sorpresa, respondieron que sí, y ahora los dos están bautizados.

3. ¿Por qué no debemos dar por sentado que quienes visitan el salón ya estudian la Biblia?
3. Hable con quienes visitan el Salón del Reino. No dé por sentado que las personas interesadas que asisten a las reuniones ya estudian la Biblia. Un hermano comenta: “A más de la mitad de los estudiantes que he tenido los he conseguido en las reuniones”. Una señora muy tímida llevaba quince años yendo al Salón del Reino con sus hijas, quienes eran bautizadas. Llegaba justo al comenzar la reunión y se iba en cuanto concluía. Cierto día, una hermana decidió ofrecerle un estudio bíblico. La mujer aceptó y con el tiempo se bautizó. La hermana escribe: “¡Qué lástima que esperé quince años para ofrecerle el estudio!”.

4. ¿De qué maneras podemos ponernos a la disposición de otros a fin de conseguir estudiantes de la Biblia?
4. Póngase a la disposición de otros. Una hermana acompaña a otros a sus estudios. Al concluir la sesión, le pregunta al estudiante —con el permiso del maestro— si sabe de alguien más a quien le gustaría recibir un curso bíblico. Otra idea es preguntar a quienes hemos estado revisitando y hayan aceptado un ejemplar del libro Enseña si conocen a otros a quienes podría interesarles el libro. Además, pudiera haber publicadores o precursores cuyas circunstancias les impidan atender a alguien que desee estudiar la Biblia. ¿Por qué no se pone a su disposición?

5. ¿Por qué sería bueno preguntarles a los cónyuges no creyentes si desean estudiar la Biblia?
5. Aborde a los cónyuges no creyentes. ¿Hay en su congregación publicadores casados con alguien que no sea Testigo? A algunos no les gusta que su cónyuge les predique, pero aceptarían estudiar la Biblia con una persona ajena a la familia. Por lo general, conviene consultar primero con el cónyuge Testigo para saber cómo y cuándo abordarlo.

6. ¿Por qué es fundamental la oración a fin de hallar a alguien que desee estudiar la Biblia?
6. Pídale ayuda a Jehová. Nunca subestime el poder de la oración (Sant. 5:16). Jehová promete escuchar nuestras súplicas si están en armonía con su voluntad (1 Juan 5:14). Un hermano con un horario bastante apretado le pidió a Jehová que lo ayudara a conseguir un estudio. A su esposa, por su parte, le preocupaba que él no tuviera tiempo para atender al estudiante, especialmente si resultaba ser alguien con muchos problemas. De modo que le expresó su preocupación a Jehová. Las oraciones de ambos fueron contestadas dos semanas después cuando una precursora de la congregación encontró a un señor que deseaba estudiar la Biblia y habló con el hermano para que se encargara de él. La esposa escribe: “A quienes creen que dirigir un estudio es algo que está más allá de sus posibilidades, les recomiendo que no dejen de orar y que sean específicos. Jamás nos imaginamos que sentiríamos una satisfacción tan grande”. Si no se da por vencido, usted también logrará hallar a alguien que desee estudiar la Biblia y tendrá la satisfacción de ayudarlo a andar por “el camino que conduce a la vida” (Mat. 7:13,14).
(Santiago 5:16) Por lo tanto, confiesen abiertamente sus pecados unos a otros y oren unos por otros, para que sean sanados. El ruego del hombre justo, cuando está en acción, tiene mucho vigor.
(1 Juan 5:14) Y esta es la confianza que tenemos para con él, que, no importa qué sea lo que pidamos conforme a su voluntad, él nos oye.
(Mateo 7:13, 14) ”Entren por la puerta angosta; porque ancho y espacioso es el camino que conduce a la destrucción, y muchos son los que entran por él; 14 mientras que angosta es la puerta y estrecho el camino que conduce a la vida, y pocos son los que la hallan.

Cántico 122 y oración
=============================================
Estudio de la Atalaya: 
Mil años de paz… ¡y muchos más!”
Cántico 55
"AL FIN, VIDA SIN FIN"

Párrafo 1
Revelación 7:9 Después de estas cosas vi, y, ¡miren!, una gran muchedumbre, que ningún hombre podía contar, de todas las naciones y tribus y pueblos y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero, vestidos de largas ropas blancas; y había ramas de palmera en sus manos.
Revelación 7:14 De modo que le dije inmediatamente: “Señor mío, tú eres el que sabe”. Y me dijo: “Estos son los que salen de la gran tribulación, y han lavado sus ropas largas y las han emblanquecido en la sangre del Cordero.
Párrafo 3
2 Corintios 4:18 mientras tenemos los ojos fijos, no en las cosas que se ven, sino en las que no se ven. Porque las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.
Párrafo 6
Mateo 6:33, 34 ”Sigan, pues, buscando primero el reino y la justicia de [Dios], y todas estas [otras] cosas les serán añadidas. 34 Por lo tanto, nunca se inquieten acerca del día siguiente, porque el día siguiente tendrá sus propias inquietudes. Suficiente para cada día es su propia maldad.
Párrafo 9
Isaías 11:6-9 Y el lobo realmente morará por un tiempo con el cordero, y el leopardo mismo se echará con el cabrito, y el becerro y el leoncillo crinado y el animal bien alimentado todos juntos; y un simple muchachito será guía sobre ellos. 7 Y la vaca y la osa mismas pacerán; sus crías se echarán juntas. Y hasta el león comerá paja justamente como el toro. 8 Y el niño de pecho ciertamente jugará sobre el agujero de la cobra; y sobre la abertura para la luz de una culebra venenosa realmente pondrá su propia mano un niño destetado. 9 No harán ningún daño ni causarán ninguna ruina en toda mi santa montaña; porque la tierra ciertamente estará llena del conocimiento de Jehová como las aguas cubren el mismísimo mar.
Isaías 65:25 ”El lobo y el cordero mismos pacerán como uno solo, y el león comerá paja justamente como el toro; y en cuanto a la serpiente, su alimento será polvo. No harán daño ni causarán ruina en toda mi santa montaña”, ha dicho Jehová.
Génesis 9:2, 3 Y un temor a ustedes y un terror a ustedes continuarán sobre toda criatura viviente de la tierra y sobre toda criatura voladora de los cielos, sobre todo lo que va moviéndose sobre el suelo, y sobre todos los peces del mar. En mano de ustedes ahora se han dado. 3 Todo animal moviente que está vivo puede servirles de alimento. Como en el caso de la vegetación verde, de veras lo doy todo a ustedes.
Oseas 2:18 Y para ellos ciertamente celebraré un pacto en aquel día con relación a la bestia salvaje del campo y con la criatura voladora de los cielos y la cosa del suelo que se arrastra, y el arco y la espada y la guerra quebraré de la tierra, y sí haré que se acuesten en seguridad.
Párrafo 11
Génesis 23:1, 2 Y la vida de Sara llegó a ciento veintisiete años. Estos fueron los años de la vida de Sara. 2 De modo que murió Sara en Quiryat-arbá, es decir, Hebrón, en la tierra de Canaán, y Abrahán entró a plañir a Sara y a llorarla.
Rut 1:9 Que Jehová les haga una dádiva, y de veras hallen un lugar de descanso, cada cual en la casa de su esposo”. Entonces las besó, y ellas se pusieron a alzar la voz y llorar.
Rut 1:14 Ante eso, ellas alzaron la voz y lloraron de nuevo, después de lo cual Orpá besó a su suegra. En cuanto a Rut, se adhirió a ella.
2 Reyes 20:1-5 En aquellos días Ezequías enfermó de muerte. Por consiguiente, Isaías hijo de Amoz el profeta entró a donde él y le dijo: “Esto es lo que ha dicho Jehová: ‘Da mandatos a tu casa, porque tú mismo realmente morirás y no vivirás’”. 2 Ante aquello, él volvió el rostro a la pared y empezó a orar a Jehová, diciendo: 3 “Te ruego, oh Jehová, recuerda, por favor, cómo he andado delante de ti en veracidad y con corazón completo, y lo que era bueno a tus ojos he hecho”. Y Ezequías se puso a llorar profusamente. 4 Y aconteció que Isaías mismo aún no había salido al atrio de en medio cuando le vino la palabra misma de Jehová, que decía: 5 “Vuelve, y tienes que decir a Ezequías el caudillo de mi pueblo: ‘Esto es lo que ha dicho Jehová el Dios de David tu antepasado: “He oído tu oración. He visto tus lágrimas. Aquí estoy sanándote. Al tercer día subirás a la casa de Jehová.
Mateo 26:75 Y Pedro se acordó del dicho que Jesús habló, a saber: “Antes que un gallo cante, me repudiarás tres veces”. Y salió fuera, y lloró amargamente.
Párrafo 12
Revelación 21:4 Y limpiará toda lágrima de sus ojos, y la muerte no será más, ni existirá ya más lamento ni clamor ni dolor. Las cosas anteriores han pasado”.
Párrafo 13
Romanos 5:12 Por eso, así como por medio de un solo hombre el pecado entró en el mundo, y la muerte mediante el pecado, y así la muerte se extendió a todos los hombres porque todos habían pecado...
Romanos 5:14 No obstante, la muerte reinó desde Adán hasta Moisés, aun sobre los que no habían pecado a la semejanza de la transgresión de Adán, el cual tiene un parecido con el que había de venir.
Hebreos 2:15 y emancipara a todos los que por temor de la muerte estaban sujetos a esclavitud durante toda su vida.
Párrafo 14
1 Corintios 15:26 Como el último enemigo, la muerte ha de ser reducida a nada.
Marcos 5:38-42 De modo que llegaron a la casa del presidente de la sinagoga, y él contempló la ruidosa confusión y a los que lloraban y daban muchos plañidos, 39 y, después de entrar, les dijo: “¿Por qué causan ruidosa confusión y lloran? La niñita no ha muerto, sino que duerme”. 40 Ante aquello, ellos empezaron a reírse de él desdeñosamente. Pero, habiendo echado fuera a todos, él tomó consigo al padre y a la madre de la niñita y a los que estaban con él, y entró a donde estaba la niñita. 41 Y, tomando la mano de la niñita, le dijo: “Tál·i·tha cú·mi”, que, traducido, significa: “Jovencita, te digo: ¡Levántate!”. 42 E inmediatamente la jovencita se levantó y echó a andar, pues tenía doce años. Y en seguida estuvieron fuera de sí con gran éxtasis.
Lucas 7:11-17 Poco después de esto viajó a una ciudad llamada Naín, y sus discípulos y una gran muchedumbre viajaban con él. 12 Al acercarse él a la puerta de la ciudad, pues ¡mira!, sacaban a un muerto, el hijo unigénito de su madre. Además, ella era viuda. También estaba con ella una muchedumbre bastante numerosa de la ciudad. 13 Y cuando el Señor alcanzó a verla, se enterneció por ella, y le dijo: “Deja de llorar”. 14 En seguida se acercó y tocó el féretro, y los que lo llevaban se detuvieron, y él dijo: “Joven, yo te digo: ¡Levántate!”. 15 Y el muerto se incorporó y comenzó a hablar, y él lo dio a su madre. 16 Entonces el temor se apoderó de todos, y se pusieron a glorificar a Dios, diciendo: “Un gran profeta ha sido levantado entre nosotros”, y: “Dios ha dirigido su atención a su pueblo”. 17 Y estas noticias respecto a él se extendieron por toda Judea y por toda la comarca.
Párrafo 15
Juan 5:28, 29 No se maravillen de esto, porque viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz 29 y saldrán, los que hicieron cosas buenas a una resurrección de vida, los que practicaron cosas viles a una resurrección de juicio.
Párrafo 16
Lucas 21:34 ”Mas presten atención a sí mismos para que sus corazones nunca lleguen a estar cargados debido a comer con exceso y beber con exceso, y por las inquietudes de la vida, y de repente esté aquel día sobre ustedes instantáneamente
1 Timoteo 6:17-19 A los que son ricos en el presente sistema de cosas da órdenes de que no sean altaneros, y de que cifren su esperanza, no en las riquezas inseguras, sino en Dios, que nos proporciona todas las cosas ricamente para que disfrutemos de ellas; 18 que trabajen en lo bueno, que sean ricos en obras excelentes, que sean liberales, listos para compartir, 19 atesorando para sí con seguridad un fundamento excelente para el futuro, para que logren asirse firmemente de la vida que realmente lo es.
1 Corintios 15:24, 25 En seguida, el fin, cuando él entrega el reino a su Dios y Padre, cuando haya reducido a nada todo gobierno y toda autoridad y poder. 25 Porque él tiene que reinar hasta que [Dios] haya puesto a todos los enemigos debajo de sus pies.
1 Corintios 15:28 Pero cuando todas las cosas le hayan sido sujetadas, entonces el Hijo mismo también se sujetará a Aquel que le sujetó todas las cosas, para que Dios sea todas las cosas para con todos.
Párrafo 18
Efesios 1:9, 10 por cuanto nos dio a conocer el secreto sagrado de su voluntad. Es según su beneplácito que él se propuso en sí mismo 10 para una administración al límite cabal de los tiempos señalados, a saber: reunir todas las cosas de nuevo en el Cristo, las cosas en los cielos y las cosas en la tierra. [Sí,] en él,
Mateo 28:18 Y Jesús se acercó y les habló, diciendo: “Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y sobre la tierra.
Filipenses 2:9-11 Por esta misma razón, también, Dios lo ensalzó a un puesto superior y bondadosamente le dio el nombre que está por encima de todo [otro] nombre, 10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los [que están] en el cielo y de los [que están] sobre la tierra y de los [que están] debajo del suelo, 11 y reconozca abiertamente toda lengua que Jesucristo es Señor para la gloria de Dios el Padre.
Párrafo 19
Revelación 20:7-10 Ahora bien, luego que hayan terminado los mil años, Satanás será soltado de su prisión, 8 y saldrá a extraviar a aquellas naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, para reunirlos para la guerra. El número de estos es como la arena del mar. 9 Y avanzaron sobre la anchura de la tierra y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada. Pero descendió fuego del cielo, y los devoró. 10 Y el Diablo que los estaba extraviando fue arrojado al lago de fuego y azufre, donde [ya estaban] tanto la bestia salvaje como el falso profeta; y serán atormentados día y noche para siempre jamás.
Salmo 99:1-3 Jehová mismo ha llegado a ser rey. Agítense los pueblos. Está sentado sobre los querubines. Retiemble la tierra.  2 Jehová es grande en Sión, y es alto sobre todos los pueblos.  3 Elogien ellos tu nombre. Grande e inspirador de temor, santo es este.
Cántico 134
¿TE VES EN EL NUEVO MUNDO?
================================
GRACIAS A LUIS Y A ERICKA

PFC777

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.